Iris Mbulito, la gran promesa del baloncesto a la que las lesiones han retirado a los 22 años

0
47

Iris Mbulito, una de las grandes promesas del baloncesto español de los últimos años, acaba de anunciar su retirada del deporte a los 22 años, víctima de una larga lista de lesiones que han terminado pudiendo con ella. Una jugadora que ha destacado en prácticamente todos sus años formativos y que cuando se preparaba para dar el salto a la WNBA ha decidido dejarlo.

Con apenas 13 años su nombre empezó a sonar en el panorama baloncestístico, más allá de por ser la hija de Purificación Mbulito. La FEB la describía como “un talento que ha explotado pronto” por aquel entonces y que a penas unos meses después, ya con 14 años, debutó en la liga femenina y se convirtió en la más joven de la historia en disputar un partido profesional.

Lo hizo de la mano del CB Islas Canarias y llamó la atención de muchos aficionados, esperanzados con tener una futura estrella del baloncesto ante sí. Sin embargo, el destino tenía otros planes y trabó su trayectoria. En un 2015 fatídico, Mbulito sufrió dos roturas del ligamento cruzado de la rodilla con solo 9 meses entre una y otra, quedándose casi dos años en el dique seco.

Así comenzó a torcerse la trayectoria de una de las jugadoras más prometedoras que ha tenido España. Tras dos temporadas en el Spar Gran Canaria, en el que se quedó pese a descender de categoría, en 2018 volvió a lesionarse pero esta vez del hombro, justo antes de disputar la fase de ascenso.

No obstante, ese verano el destino si quiso premiarla e Iris se alzó con el MVP y el oro en el Europeo sub-20 que se disputó en Hungría en el que parecía que sería su despegue definitivo. El camino volvió a trazarse de la manera correcta con su fichaje por la Universidad de Arizona State, con vistas a una soñada llegada a la WNBA.

No obstante, una vez más su cuerpo se antepuso en su camino con el hombro volviéndole a dar problemas, con lesiones más frecuentes. Tres años y 81 partidos después, Iris Mbulito anuncia su precoz retirada del baloncesto, con solo 22 años. “Hasta luego, baloncesto. Tengo que cuidar de mi mente y mi cuerpo“, escribió sobre esta marcha “indefinida” del deporte.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

diecisiete − seis =