Jack Miller lidera el doblete de Ducati en Jerez, con Marc Márquez 9º

0
34

Jack Miller se llevó la victoria de un Gran Premio de España en el que la noticia no fue tanto ni su gran carrera (primera victoria para un australiano desde 2016), el doblete de Ducati, que Francesco Bagnaia fue segundo (nuevo líder de la general de MotoGP), ni que Franco Morbidelli fuese tercero (primer podio del año), sino el desastroso resultado del poleman, un Fabio Quartararo que se hundió hasta caer a la 13ª posición.

El francés empezó a tener problemas mecánicos mediada la carrera, cuando iba líder destacado. Por motivos que ni él mismo entendía (entró llorando en meta), fue perdiendo posiciones hasta el punto de que llegó a pensar que ni siquiera iba a poder acabar la carrera.

Mientras, por detrás, Aleix Espargaró soñaba con un podio que, una vez más, se le escapó. El de Aprilia llegó a tener buen ritmo, pero como suele ser habitual se acabó quedando corto a la hora de verdad.

Marc Márquez se planteó la carrera para reducir daños. Después de la violenta caída del sábado y volver a caer en el ‘warm-up’ de la mañana, esta vez mucho más suave, se asentó en la zona media y apenas apretó.

Aunque acabó en una posición peor que en la anterior prueba, el ritmo que mostró fue mucho mejor y llegó más cerca del vencedor del día que en Portimao. Poco a poco irá ganando ritmo, aunque a día de hoy es implanteable que vaya a luchar por victorias. Además, los médicos le han advertido de que no puede asumir riesgos excesivos.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

doce − 10 =