Joan Laporta, en estado puro en el vestuario del Barça celebrando la Copa: gritos, cánticos, abrazos…

0
61

Una de las personas más felices en el Estadio de la Cartuja de Sevilla después de la final de la Copa del Rey era Joan Laporta. El presidente del FC Barcelona había visto una semana atrás cómo perdían el Clásico, y aunque LaLiga sigue siendo posible, tenía claro que este encuentro contra el Athletic podía ser un punto de inflexión.

Después de vivir con satisfacción cómo su equipo se imponía por un contundente 4-0, bajó al vestuario. Los jugadores le recibieron muy contentos y él fue abrazándose uno a uno y chocando las manos para darles la enhorabuena. Más cariño con algunos (el abrazo con Messi fue más afectuoso que con Ilaix Moriba, por ejemplo), pero sobre todo una gran satisfacción en general. Cuando acabó el momento protocolario, Laporta se quitó la corbata (figuradamente) y salió el hincha que lleva dentro. Sin mascarilla y a voces, el presidente culé se puso a cantar el alirón con sus futbolistas entre risas.

Con este título, la propia figura de Laporta se ve fortalecida. Aunque desde su llegada se ha mejorado un poco la sensación del club, lo cierto es que hasta este sábado no habían conseguido nada grande. Eliminados de la Champions y derrotados en Liga con el Real Madrid, perder esta final hubiera sido un gran problema.

El propio Laporta admitió después del partido que esto podía ser un antes y un después que les dé un arreón moral para lo que queda de campaña. Su siguiente reto será intentar ir a por LaLiga, aunque para ello no dependen de sí mismos, y tratar de atar la continuidad de Messi. Ninguno de los dos objetivos están fáciles.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

4 × 2 =