Jornada histórica para España en los Juegos Paralímpicos, con seis medallas: tres oros, una plata y dos bronces

0
127

La delegación española en los Juegos Paralímpicos de Tokio consumó una jornada histórica en la sesión matinal del sexto día de competición. Seis medallas cayeron en la primera parte de la jornada, coronada por tres oros en triatlón y atletismo, además de una plata y dos bronces.

La prueba combinada fue la más exitosa, con un oro, una plata y un bronce. El metal dorado fue para la doctora Susana García y su guía, Sara Loehr, que culminaron la prueba en el Parque Marino de Odaiba bajo un sofocante ambiente con 31ºC y un 75% de humedad. Su superioridad desde la zona de natación fue notable y entraron con cuatro minutos de ventaja en meta sobre las italianas Anna Barbaro y Charlotte Bonin, plata.

La plata y el bronce llegaron en el triatlón masculino. Héctor Catalá y su guía Gustavo Rodríguez lograron la primera medalla de la historia de la ‘paratriarmada’ masculina para deportistas con discapacidad visual después de una gran remontada en el segmento de atletismo. Una participación de menos a más que les llevó al podio, como también Alejandro Sánchez Palomero que en la prueba para en la categoría de deportistas con discapacidad física PTS4, donde llegó a rozar la plata.

El Estadio Olímpico de Tokio dejó dos medallas más para el atletismo paralímpico español: los oros de Yassine Ouhdadi y Kim López, ambos con récords. El primero se proclamó campeón y logró el récord de Europa en los 5.000 metros para deportistas con discapacidad visual T13, con una última vuelta memorable.

Por su parte, el lanzador de peso Kim López revalidó su oro de Río 2016 con una marca que no sólo le convierte en historia del paralimpismo sino del deporte mundial: récord del mundo. Su marca de 17,02 metros confirmó por qué venía a estos Juegos como el más firme candidato a presea.

Ricardo Ten, Pablo Jaramillo y Alfonso Cabello subieron al podio del Velódromo de Izu para morder la medalla de bronce en la prueba de velocidad por equipos, tras batir a Francia en una intensa pelea por el último puesto de honor.

Los españoles revalidaron así el bronce conseguido en Río, y sirve de pequeña revancha para Ten que se quedó a las puertas de la medalla en la prueba individual.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

11 − 5 =