Kerman Lejarraga, de plantearse a retirada a luchar por el título continental: "Sea cual sea el resultado, iré con todo"

0
37

Kerman Lejarraga (Morga, 1992) disputará el sábado 11 de septiembre (19:30, por DAZN) el combate más importante de toda su carrera como boxeador. El púgil vasco se enfrenta a Dylan Charrat por el campeonato de Europa del peso superwélter y está más motivado que nunca. Nadie diría que un tiempo atrás estuvo a punto de colgar los guantes y alejarse del ring, tal y como contó a 20Minutos en una entrevista individualizada.

“Llego con muchas ganas de hacer grandes cosas y seguir boxeando. Sea cual sea el resultado, ir con todo”, nos confiesa un Kerman Lejarraga muy motivado para su asalto al trono continental. “Mi rival es un tío invicto, muy buen boxeador y me motiva mucho. Es lo que yo quería, y encima con un cinturón de campeón de Europa. Estoy encantado”.

Sin embargo, para llegar a este punto de su carrera, en la que atesora un récord de 32 victorias y 2 derrotas, Kerman ha tenido que cambiar el chip y dar un giro a su planteamiento deportivo y personal. “Ha cambiado todo mi equipo y mi entrenador. Necesitaba ese cambio”, nos admite, antes de dejar claro a quién quería tener a su lado para no desligarse del noble arte. “Es mi gente de siempre. Los que me conocen antes y después del boxeo, saben cómo soy, el carácter que tengo. Me llevo muy bien con ellos y al final podemos hablar de todos, que es lo importante”.

El entorno de Lejarraga avisa que vuelve “el Kerman de antes” y sólo eso ya sería motivo más que suficiente para estar atentos a lo que pueda pasar. Sin embargo, Lejarraga no es alguien que necesite ‘vender’ sus combates para arrastrar masas. Lo lleva haciendo mucho tiempo y es uno de los boxeadores más carismáticos y queridos del panorama español, simple y llanamente por ser un tipo sencillo y retroalimentarse de ello. “Tengo los mismos amigos de siempre. Llevo la misma vida de siempre. Estoy con mi gente del fútbol, que les debo muchísimo porque siempre me han ayudado y han estado ahí. Uno tiene que saber de dónde viene y tener los pies en el suelo siempre”. ¿Y de dónde viene Kerman? “Vengo de Morga. Tengo a la misma gente, la misma vida, tengo el mismo coche, vivo en un piso… No quiero ni cambiar. Con tener un plato de comida para mí y mi familia todos los días me vale”.

En un tiempo en el que parece prácticamente obligatorio para un boxeador tener que ostentar de joyas, coches y lujos, tratando de ser la enésima versión de Floyd Mayweather o el youtuber de turno metido a púgil, Lejarraga va a la suya, y le funcionaba bastante bien. “A mí no me gusta la ropa buena… Prefiero comer una buena chuletada con mis amigos y disfrutar con mi familia. No me gustan los coches ni los lujos. Eso para quien lo necesite para vivir. A mí me da igual. No necesito un reloj de oro, tengo un Casio y con él voy a seguir toda la vida, que puedo meterlo a mil metros de profundidad”. Un tipo cualquiera que aspira a campeón de Europa.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro × 5 =