Koeman, sentenciado: Laporta se reúne con la dirección deportiva de madrugada tras la debacle de Lisboa

0
96

No hay milagro que salve a Ronald Koeman. Dos 3-0 (uno ante el Bayern y otro ante el Benfica, que se explica peor) en Champions ha colocado al Barcelona en una tesitura complicada de explicar a la masa social sin que vaya acompañado de medidas.

Todo apunta a que va a ser la destitución del técnico, si no inmediatamente, en cuanto se pueda.

El propio entrenador admitía, resignado, que él siente el apoyo del vestuario… pero el del club ya es otro cantar. Prueba de estas sospechas (casi certezas) es la actitud de Joan Laporta tras el encuentro en Lisboa. Nada más acabar el partido, el presidente culé bajó al vestuario para hablar con los jugadores y animarles. Entre los presentes, un gran ausente: Koeman.

Horas después, ya en Barcelona y en plena madrugada, hubo una reunión entre Laporta, Enric Masip, Mateu Alemany y Rafa Yuste en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí. No es casual que sean los hombres que, tras someterlo a Junta, decidirán el futuro de Koeman.

El parón de selecciones calmará los ánimos mínimamente, pero Koeman está sentenciado. Si en la última Junta, la que se celebró después de la debacle con el Bayern en el Camp Nou, había cierta división entre los directivos, nada hace pensar que ahora el consenso no sea mucho mayor en torno al despido inmediato del entrenador.

Otro asunto es convencer a un sustituto. El Barça no es un regalo ni mucho menos ahora mismo: eliminado virtualmente de la siguiente ronda de Champions, sexto en LaLiga (sin ninguna derrota y con un partido menos, pero fuera de la zona noble) y ni un atisbo optimista de futuro. ¿Se quemarán los Xavi, Robert Martínez, Ten Hag y demás candidatos en este equipo ahora mismo?

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro + 1 =