Kyrgios se retira minutos antes de un partido frente a Murray y recibe una sonora pitada del público

0
41

Nick Kyrgios ha vuelto a protagonizar una polémica en las pistas del Winston-Salem Open de Long Island al retirarse del torneo a escasos minutos del arranque de su partido de primera ronda frente a Andy Murray. El jugador, que fue abucheado por un público que esperaba uno de los choques más apasionantes de la jornada, justificó su sorprendente decisión alegando molestias en su rodilla izquierda.

La retirada de Kyrgios este lunes no sólo irritó a una grada repleta que esperaba impaciente la aparición entre dos grandes tenistas, también al laureado tenista escocés que tuvo hasta tres rivales antes de saltar a la pista. Murray declaró que la inmediata retirada de su oponente provocó el caos en la organización del torneo y que tras el anuncio de Kyrgios vivió una de las previas más “extrañas” de toda su carrera.

Después de que la decisión del polémico jugador australiano fuera anunciada por megafonía, la organización comunicó a Andy Murray que existía la posibilidad de aplazar su partido al día siguiente, para después comunicarle que sí jugaría contra Lucas Pouille, vencedor de su partido de previa. No obstante, su nuevo rival asignado rechazó disputar un partido que sí aceptaría Noah Rubin, quien estaba eliminado tras perder frente al propio Pouille, pero que accedió a jugar aprovechando el ‘Lucky Loser’.

El tenista americano que aceptó el partido contra Murray agradeció en Twitter los ánimos a una afición decepcionada por la retirada de Kyrgios y aseguró haberlo dado todo en la pista, aunque no le quedaban muchas fuerzas al ser su segundo partido en una misma jornada. Los amantes del tenis que acudieron al encuentro aplaudieron el esfuerzo del americano, que sin duda ha ganado muchos fans en este fortuito partido.

El partido se resolvió con un aplastante 6-2/6-0 a favor de Murray que declaró haberse encontrado con dificultades para desplegar su juego contra un rival inesperado: “Fue una situación extraña y bastante complicada porque había preparado el partido como para jugar con Nick, tenía claro todo el esquema de juego a seguir y, de repente, me veo compitiendo contra un tenista al que nunca me he medido”.

Por su parte, Nick Kyrgios respondió a los pitidos de la afición de Long Island en una rueda de prensa posterior a la que acudió con un vendaje en la rodilla: “A medida que se acercaba el US Open, descubrí que no valía la pena correr el riesgo de empeorar. Sé que se vendieron muchas entradas por mi presencia, y por la de Andy también, pero al final tengo que cuidar mi cuerpo”.

Esta extraña situación también dejó una curiosa anécdota en cuanto el premio económico, pues Kyrgios recibió sin jugar la misma cantidad que hubiera percibido si hubiera disputado el partido, mientras su sustituto no percibirá ninguna recompensa por aparecer ante Andy Murray, posible razón que llevó a Lucas Pouille a rechazar el encuentro que debía haber disputado por méritos deportivos . Esta controvertida situación está estipulada en la normativa del circuito profesional, algo que ha generado bastante polémica entre los aficionados del tenis que consideran a Noah Rubin merecedor del premio.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

dos + 10 =