La dieta con la que Tom Brady ha alcanzado su décima Super Bowl a los 43 años

0
88

Tom Brady sigue escribiendo su nombre en la historia y demostrando que la edad es solo un número. A sus 43 años, el quarterback es el líder que ha llevado a los Tampa Bay Buccaneers a su segunda Super Bowl en su historia y lo hace como si siguiera siendo un joven de 20 años, pero teniendo ya ya seis anillos en sus manos. Sin embargo, su éxito tiene un secreto que el propio Brady destapó en su libro: la alimentación.

The TB12 Method‘ explica la dieta que sigue el que es considerado como el mejor jugador de todos los tiempos, a la que describe como “una mezcla de filosofías orientales y occidentales“. Brady admite que para él no es un régimen restrictivo pese a que “pueda parecerlo para algunas personas”, pero “para él no es natural comer de otra manera”.

Así, como él reveló también en una entrevista con Men’s Health, su rutina alimentaria se basa en una buena hidratación que consta de unos 20 vasos de agua al día. TB12 explica que su mañana comienza con 600 ml de agua con electrolitos y un batido de arándanos, plátanos, nueces y semillas, todo ello antes de su entrenamiento a las 8 de la mañana. Este lo completa con más agua y un batido de proteínas para reponer fuerzas.

Para desayunar, después de la primera sesión, huevos y aguacate; a la hora del almuerzo, Brady se nutre con pescado y verduras, sobre todo aquellas alcalinas que limitan la inflamación del cuerpo; y más vegetales y pollo para cenar. De hecho, el chef personal desveló que hasta el 80% de la alimentación de la familia son verduras.

Pese a tener una dieta estricta, Brady no elude las comidas entre horas. En sus meriendas, casi siempre saludables, abunda la fruta (uvas, manzanas, arándanos, plátanos o peras) y, de nuevo, la verdura (pepino, kale o espinacas).

Tampoco rechaza los caprichos como la pizza o el bacon, porque “somos humanos, y solo vivimos una vez”. “Si tengo ganas de bacon, lo como. Lo mismo pasa con la pizza. Nunca debes restringir lo que realmente quieres“, aseguró para la citada revista, aunque su alimento ‘prohibido’ favorito es el chocolate.

“Lo que ha cambiado a medida que envejezco es que si quiero pizza, quiero la mejor pizza. No como una que sabe fatal para luego preguntarme, ‘¿Por qué estoy comiendo una pizza de mierda?”, comentó.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

17 − 7 =