La España del toque contra una Italia muy ofensiva en busca de la final

0
57

Ver a España en las semifinales de un gran torneo no es algo tan habitual como pueda parecer por los no tan lejanos logros de la selección entre 2008 y 2012. Solamente en cinco ocasiones, contando esta, lo ha logrado en una Eurocopa; únicamente dos en un Mundial. Así, el partido de este martes ante Italia (21 horas, Wembley) es celebrado ya como un éxito, pero la Roja quiere más, mucho más, con un durísimo duelo ante la Azzurra como escollo para clasificarse para la gran final del torneo.

El camino de la selección española hasta la final ha sido accidentado, con una primera fase irregular y dos clasificaciones agónicas, primero en la prórroga ante Croacia en octavos, después en los penaltis ante Suiza en cuartos. Sin embargo, y pese a un fútbol irregular y que no ha acabado de convencer, la tendencia del equipo es al alza, con una gran unión en el grupo y una idea muy clara de cómo jugar: siempre al ataque, siempre intentando monopolizar la posesión del balón.

Aunque lo cierto es que el primer gran rival, si de nombre hablamos, al que se va a enfrentar España es Italia. Una vieja conocida con la que ya se ha cruzado en numerosas ocasiones y que presenta una cara bien distinta a la que le ha caracterizado durante toda su historia. Un centro del campo repleto de jugones (Jorginho, Verratti, Barella) promete una dura batalla por el control del balón y del juego. Y arriba, talento, mucho talento; y también gol: Immobile, Insigne y Chiesa o Berardi prometen ser una pesadilla para una zaga española que se ha mostrado frágil en muchos momentos.

Para completar el equipazo transalpino, una zaga veterano, con dos clásicos (Bonucci y Chiellini) y una baja importante: Spinazzola, una de las sorpresas de la Eurocopa, se lesionó de gravedad, por lo que se puesto en el lateral zurdo lo ocupará Emerson.

En España, Luis Enrique tiene las ideas muy claras, y apenas hay dudas en el once. El equipo gira sobre el eje Busquets-Koke-Pedri, que será clave en el duelo ante los italianos. En defensa, la única duda está en si apostará por Eric García o por Pau Torres junto a Laporte, mientras que arriba el nueve está claro («Morata y diez más»), y entre FerranTorres, Dani Olmo y Gerard Moreno se disputarán una plaza ante las molestias musculares de Pablo Sarabia, que ayer no se ejercitó con el resto de sus compañeros y no jugará ante los transalpinos.

La guerra por el control del juego parece por lo tanto servida, aunque con matices. “España inventó el tiki-taka, les ha llevado a éxitos extraordinarios y siguen haciéndolo bien. Nuestra posesión es ligeramente diferente, somos italianos y no podemos convertirnos de repente en españoles. Intentaremos hacer nuestro juego”, explicó Roberto Mancini, seleccionador italiano. “España es fuerte mentalmente y su juego incluye trampas, pero si Italia juega como lo hizo en los últimos 30 partidos, nos vamos a poder llevar una gran satisfacción”, añadió el defensa central Leonardo Bonucci.

Si algo tiene claro Luis Enrique es que no va a renunciar a la seña de identidad española, tener el balón el máximo tiempo posible. “Somos líderes en cuanto a posesión de balón, pero Italia también puede hacer uso y disfrute del balón. Son una selección que también se puede adaptar a jugar sin balón, pero están más cómodos y son más fuertes con el balón. Nuestro objetivo es claro: queremos y necesitamos el balón“, insistió el entrenador asturiano.

“En estos partidos suele haber una tendencia a la sobreexcitación y es algo que debemos evitar. Céntrate en lo que tienes que controlar y eso hace que te evadas de lo que significa el entorno de un partido así. Que seamos una selección no muy experta no significa que no tengamos jugadores con mucha experiencia en clubes internacionales”, agregó el seleccionador.

Lo que quiso dejar claro Luis Enrique, es que no le queda rencor por el famoso codazo de Tassotti, y hasta se permitió bromear con el tema. «Hace ya tantos años que pasó eso… me quedó la nariz hasta mejor. He podido hablar con Tassotti tres o cuatro veces durante estos años y he encontrado una persona honesta y buena». Lucho está centrado en lo importante: meter a España en otra final de una Eurocopa.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

dos × uno =