La espectacular salida de Fernando Alonso en Zandvoort y el adelantamiento a Carlos Sainz que no se vio en televisión

0
89

Fernando Alonso acabó 6º en el GP de Países Bajos, que fue mucho menos movido de lo que habían hecho prever los incidentes del viernes y el sábado. Sin mucha posibilidad de adelantamientos, la salida se convirtió en un momento crítico para conseguir un buen resultado y aquí el asturiano dio el ‘do’ de pecho otra vez.

Alonso fue el único piloto que ganó dos posiciones en los primeros metros. Lo hizo pese a tener varios toques, primero con su compañero Esteban Ocon, después con George Russell y al final sufriendo un empujón de Antonio Giovinazzi. Trazar por la zona de fuera el peralte de la crítica curva 3 fue clave para ganar posiciones y asentarse en esa zona hasta la recta final.

Tanto desde fuera como desde dentro del coche, la arrancada del asturiano fue toda una lección de cómo ir sacando los codos en el estrecho trazado de Zandvoort.

A partir de ahí comenzó una carrera estratégica para Alonso. Primero se vio forzado a aflojar el ritmo, hasta el punto de hacer un tapón que perjudicó a su compañero Ocon en el primer tercio de la prueba.

Una vez ya cumplida la parte crítica, pudo pasar al ataque. Aquí su víctima fue Carlos Sainz, al que Alonso le arrebató la 6ª posición en la última vuelta, después de asomarle el Alpine varias curvas antes. Con el DRS, el veterano bicampeón le acabó ganando la plaza a su buen amigo sin problemas.

La participación de Alonso en Zandvoort no estuvo exenta de sustos: a falta de dos vueltas para el final perdió ligeramente el control de su monoplaza y llegó a tocar la tierra exterior del peralte de la curva 3.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

9 + 19 =