La ola perfecta en tiempos de pandemia es vasca y está en Suiza

0
58

Australia, Sudáfrica, California… El surf tiene diferentes templos. Diferentes lugares de peregrinaje para todos aquellos que quieren deslizarse sobre las olas. La búsqueda de la ola perfecta es buscada por todo el planeta, pero en tiempos de pandemia es mucho más complicado (dependiendo del destino, imposible) desplazarse para encontrarla. Algo que tendrá relativa solución a partir del mes de junio con la apertura del Wavegarden de Alaïa Bay, en Suiza. Una ola artificial creada con tecnología vasca.

El Wavegarden de Suiza será uno de los primeros de Europa y estará en un emplazamiento bastante pintoresco. A los pies del monte Cervino y rodeado de picos nevados. Cuanto menos, un escenario nada habitual en el mundo del surf. La empresa vasca líder mundial en el sector de olas artificiales ya había llevado su tecnología a Gran Bretaña, Corea del Surf y Australia, y ahora apuesta por los Alpes.

De la mano del guipuzcoano Josema Odriozola y su mujer Karin Frisch, Wavegarden ha sido capaz de dar forma a una ola surfeable y de calidad. Una laguna de 8.300 metros cuadrados con 20 tipos distintos de olas (desde el medio metro a los dos metros), adaptable a todos los niveles. El fundador de Alaïa Bay, Adam Bonvin, no tuvo dudas al respecto de su fiabilidad. “Tras investigar todas las opciones vimos que la tecnología de de Wavegarden es la mejor”.

La ola de Suiza ha sido probada por surfistas profesionales y todos han dado el visto bueno. “Tanto para surfistas profesionales como para personas que quieren mejorar, este surf park es increíble. He estado surfeando en el surf park de Kelly Slater y en WACO, pero es aquí donde he conseguido hacer las mejores maniobras”, explica Ezekiel Lau.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

8 + 13 =