La otra cara de la Europa League: acusaciones racistas, una patada en la cara y Mourinho en el vestuario rival

0
47

Granada y Villarreal continúan con su paso firme en la Europa League después de solventar sus eliminatorias de octavos el pasado jueves e imponerse a Molde y Dinamo de Kiev, respectivamente. En el sorteo de este viernes acompañarán a los equipos españoles Arsenal, Dinamo de Zagreb, Roma, Slavia Praga, Manchester United y Ajax.

Una noche de la segunda gran competición europea de clubes que ha dejado varios momentos llamativos en una jornada de remontadas, polémicas y finales de Champions de antaño.

La primera gran sorpresa de la noche llegaba en el encuentro entre Dinamo de Zagreb y Tottenham Hotspur, en el que los londinenses visitaban Croacia con la eliminatoria encarrilada gracias al 2-0 de la ida, por lo que nadie esperaba el batacazo de los de Mourinho. Después de que los locales empataran el cruce en el 82, Orsic ponía la guinda en la prórroga firmando su hat-trick al inicio de los 15 minutos finales y consagraba la machada de su equipo.

Como se podía llegar a esperar, Mourinho terminó siendo uno de los protagonistas del post-partido dejando unas imágenes, eso sí, lejos de sus berrinches habituales que podría tener por la decepcionante actuación de los suyos. El técnico portugués, en una muestra de clase y deportividad, quiso acercarse al vestuario del Dinamo para felicitar a los jugadores. Un miembro del equipo aprovechó para filmar los aplausos que les dedicó el entrenador, que también recibió una ovación del equipo por su gesto.

Otro de los partidos que más polémica hubo fue el Rangers – Slavia de Praga en el que los checos también sorprendieron eliminando a los de Gerrard como visitantes. El partido se tensó en la segunda parte en una entrada igual de fortuita que salvaje por parte de Kemar Roofe. El delantero, en un balón dividido en el que no mide bien, salta con la pierna en alto impactando de lleno en la cara del guardameta Ondrej Kolar.

El portero pudo haber perdido un ojo y, afortunadamente, fue atendido sin mayores complicaciones en el mismo estadio. Una acción que a muchos le ha recordado a la patada de De Jong sobre Xabi Alonso en la final del Mundial, pero que hace que la del neerlandés quede en nada. En esta ocasión, el infractor terminó siendo expulsado a los seis minutos de ingresar al campo.

Conforme el partido fue llegando a su final el ambiente se caldeaba más y más. El Rangers, con nueve jugadores por una expulsión más, tendría el papel de víctima en la última polémica que dejó el partido. Con el duelo parado mientras atendían a un jugador, el futbolista Glen Kamara recibía un comentario al oído de Ondrej Kudela que le hacía estallar.

Presuntamente, el futbolista checo habría llamado a su rival “mono“, quien intentando controlar su enfado por el insulto racista, intentaba captar la atención del árbitro a la vez que increpaba a su contrincante. Tras un amago de trifulca frenada por los jugadores, el colegiado decidió la acción con una amarilla para cada futbolista.

Finalmente, esta ronda de octavos dejó un cruce que a los más románticos les recordó a aquellos duelos en las últimas fases de la Champions entre dos titanes de principio de siglo: Milan y Manchester United. Tras el 1-1 en la ida en Old Trafford, un solitario gol de Pogba le dio la victoria a los de Solskjaer y el pase a los cuartos ante un conjunto italiano que sigue soñando con renacer.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

2 × 3 =