La RFEF pide ayuda al Gobierno para que haya afición española en la semifinal contra Italia en Wembley

0
55

La Eurocopa está siendo el primer gran evento masivo de fútbol en el que el público está regresando a las gradas. Estadios como el Krestovsky de San Petersburgo ya tuvieron más de 26.000 espectadores en sus asientos, aunque de ellos pocos eran españoles más los que vivieran en la ciudad rusa.

Ahora que se presentan dos partidos clave, muchos aficionados españoles se están planteando viajar a Londres pero se han encontrado con las duras condiciones británicas. A día de hoy, el Gobierno de Boris Johnson establece una cuarentena de 10 días para los viajeros procedentes de España, que está en ambar en su particular semáforo, salvo si proceden de Baleares. Es decir: un espectador que vuele este sábado desde la península ibérica a Londres no podrá acudir a Wembley ni para la semifinal del martes ni tampoco para la final del domingo.

El Gobierno y la RFEF se han puesto manos a la obra. Según publica Marca, altas instancias del órgano federativo han solicitado a los responsables del gobierno español para que se pongan en contacto con sus homólogos británicos y abran un poco la mano o bien les permita alguna alternativa. La obligatoriedad de una PCR negativa a su llegada al país británico no parece negociable.

Los que no tendrán problema para viajar son los VIPs. La UEFA llegó a un acuerdo con Downing Street para garantizar que patrocinadores, personalidades e invitados del organismo que preside Aleksander Ceferin se libren de este tipo de limitaciones y puedan viajar con normalidad, aunque manteniendo al mínimo sus movimientos en cada ciudad a visitar.

Si finalmente no se consigue un acuerdo, la Selección sólo recibirá apoyo local de los españoles ya afincados en Gran Bretaña (la movilidad nacional está totalmente abierta en el Reino Unido) o bien los que ya lleven esos 10 días de cuarentena cumplidos.

En San Petersburgo ya hubo poca afición española identificada como tal: de los 26.500 presentes, solo 499 eran seguidores de la ‘Roja’. La idea de las múltiples sedes entre países ha supuesto un quebradero de cabeza para los fans, que no han podido viajar todo lo que hubieran querido.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

uno × cinco =