La RFEF recurre el aplazamiento de los partidos de LaLiga y acusa al CSD de poner en riesgo la competición

0
73

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha anunciado que recurrirá la resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD) sobre el aplazamiento de los partidos de LaLiga Santander Sevilla-FC Barcelona y Villarreal-Alavés y ha acusado al organismo presidido por José Manuel Franco de “poner en riesgo la integridad” de la competición.

“El CSD, mediante la adopción de la medida cautelar dictada en el día de hoy, interfiere indebidamente de una manera clara, absoluta y determinante en la autonomía deportiva de las competiciones futbolísticas, cuestión de extrema gravedad”, indica la RFEF en un comunicado.

En el mismo, la RFEF aseguró que tanto la UEFA como la FIFA le han expresado su “total apoyo” tras conocer este “peligroso precedente” para el deporte internacional porque, según ella, es “la primera vez que en un campeonato nacional de liga se pretenden suspender encuentros oficiales como consecuencia de la cesión de futbolistas a sus selecciones“. “Al no ser firme la resolución dictada por el CSD, se entiende que se rectificará con celeridad”, añadió.

La RFEF recibió el pasado viernes el escrito del CSD en el que se le daba traslado del recurso presentado por LaLiga contra la resolución de la Jueza de Competición que decidió no acordar la suspensión de estos dos partidos. El CSD concedió un plazo a la RFEF de 5 días para que presentara sus alegaciones.

“De manera sorprendente, sin agotarse el plazo indicado para la RFEF, dicho organismo ha dictado una medida cautelar ‘inaudita parte’ totalmente ilegal, contraria al Reglamento Federativo aprobado por el propio CSD, contraria a todos los principios del derecho público español y contraria a todos los antecedentes jurídicos que en resoluciones del mismo CSD se han dictado en absolutamente todos los casos precedentes en temas de igual naturaleza, atribuyéndose, en esta ocasión, una competencia que no tiene para resolver sobre suspensiones de partidos (el último ejemplo fue el caso Reus Deportiu)”, indica la federación.

La RFEF anunció que no va a solicitar una medida cautelarísima en lo contencioso-administrativo sino que acudirá a dichos juzgados para litigar sobre el fondo “con el fin de obtener una decisión final que impida este tipo de resoluciones en el futuro“.

Asimismo, adelantó que de manera urgente va a enviar este martes su escrito de alegaciones al CSD. “El CSD tiene tiempo suficiente para rectificar, resolviendo sobre el fondo del tema planteado antes del próximo jueves, evitando una mayor incertidumbre a los afectados y al conjunto de fútbol español, ante el peligroso precedente mundial que ha generado“, agregó.

A juicio del organismo presidido por Luis Rubiales, esta resolución del CSD ha provocado que tanto la FIFA como la UEFA le hayan transmitido su “total apoyo ante esta increíble resolución contraria a las normas del fútbol y a la Ley“.

“El CSD debería resolver sobre el fondo del asunto antes del jueves si no quiere adulterar de una manera irreversible la competición de Primera División en esta jornada y en las siguientes. Parece no haberse dado cuenta el CSD que ha puesto en riesgo la equidad entre los equipos participantes y la integridad misma de la competición, con base en el Reglamento federativo que el mismo CSD aprobó, actuando así en contra de sus propios actos”, argumentó.

Para la RFEF, tanto LaLiga como el CSD están “poniendo en riesgo completo la integridad de la competición favoreciendo en el caso de la LNFP y permitiendo en el caso del CSD una desigualdad completa entre los equipos de la misma competición y la misma categoría y fijando unas reglas distintas para la Segunda División, siendo igualmente una categoría profesional”.

“Entendemos que el CSD con su medida adultera la competición de una manera determinante cuando ni la LNFP, ni el propio CSD han dicho nada sobre la totalidad de los equipos de Segunda División profesional que han tenido que disputar esta semana y la próxima semana sus partidos con un número considerable de jugadores cedidos a diferentes selecciones. O lo que aún parece más sorprendente y fuera de lugar, crea un precedente que puede alterar el futuro”, señaló.

En este sentido, la RFEF se planteó qué decidirá LaLiga y el CSD cuando deban partir jugadores a la Copa de África u otras competiciones de otros continentes.

¿Se suspenderán también discrecionalmente algunos partidos de aquellos equipos que consideren más relevantes? ¿Decidirá a partir de ahora el CSD la suspensión de los partidos de cualquier otro deporte por inclemencias del tiempo o por calendarios internacionales de cualquier deporte? ¿Va a revisar a partir de ahora el CSD todas las suspensiones de competiciones y partidos de todas las Federaciones o sólo en lo que atañe al fútbol?”, dijo.

Con esta medida cautelar, el CSD, según la RFEF, “ha sobrepasado una línea jurídica que nunca hasta ahora había cruzado y que puede tener consecuencias nefastas para el deporte español y para el propio” Consejo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

20 − 1 =