La selección española, a fondo: Luis Enrique no lo tiene nada claro

0
45

La expedición de la selección española llegó este lunes a Sevilla envuelta en un ambiente de intranquilidad. Pese a la victoria en Georgia, la imagen dada por el combinado nacional en los dos partidos de la clasificación mundialista de esta semana no ha sido nada buena y las dudas han invadido un proyecto que parecía tener muy buena pinta hace apenas unos meses, cuando la Roja se clasificó para la Final Four de la Nations League tras golear a Alemania por 6-0. Un empate ante Grecia y una victoria en el último suspiro ante Georgia es el preocupante balance español en su camino para lograr el billete para Catar 2022. Y la Eurocopa está a la vuelta de la esquina, a apenas algo más de dos meses.

Luis Enrique parecía tener un plan bastante claro a finales de 2020. Sus alineaciones no variaban en exceso y, pese a algunos cambios en las convocatorias y los onces, sus equipos eran más o menos reconocibles. Sin embargo, unos meses después, la sensación que deja la selección es que todo el trabajo está por hacer, que el técnico asturiano no tiene las ideas claras y que sus dudas son trasladadas a los jugadores y al campo.

David de Gea comenzó como titular para Luis Enrique, que confió en él para los cuatro primeros partidos de la Liga de Naciones. Sin embargo, su irregular rendimiento, alternando buenas paradas con algunos fallos e inseguridades tanto en la selección como en el Manchester United, hicieron que Luis Enrique le diera la alternativa a Unai Simón. El portero del Athletic respondió y, tras cuatro encuentros seguidos en el once inicial, apunta a portero de la Roja en la Eurocopa… siempre que Lucho no cambie de opinión, algo para nada descartable.

Jesús Navas parecía un fijo en el lateral derecho ante las numerosas lesiones de Dani Carvajal y Sergi Roberto, pero el bajón en su rendimiento le dejó fuera de la última lista. Así, ante Grecia jugó el polivalente Marcos Llorente y ante Georgia el debutante Pedro Porro. La posición es una incógnita de cara a la Euro con cinco jugadores pugnando por un puesto sin dueño.

En el lateral izquierdo, José Luis Gayà y Sergio Reguilón se habían alternado hasta ahora con buen rendimiento de ambos. Sin embargo, el gran nivel de Jordi Alba le ha devuelto a la selección, y la pugna por el puesto se presenta de lo más abierta.

La pareja de centrales es la que tiene más clara Luis Enrique con Sergio Ramos en la derecha y Pau Torres en la izquierda. Sin embargo, sus lesiones han abierto la puerta a Eric García y Diego Llorente, que no han convencido en estos dos partidos. Si el físico respeta al camero y el villarrealense, ambos parecen indiscutibles.

En esta segunda etapa de Luis Enrique, ambos se han alternado como ancla del equipo: cuatro partidos ha jugado Sergio Busquets, cuatro también ha disputado Rodri. El veterano jugador del Barça lleva más de una década como titular en la selección y pese a que muchos reclaman ya un relevo en el mediocentro, todavía le discute los minutos al jugador del City. ¿Veteranía o paso a la nueva generación? Luis Enrique no acaba de decidirse.

La diversidad de opciones en los volantes es una bendición… y a la vez un problema. No hay indiscutibles como en la época de Xavi e Iniesta, y ello ha abierto una dura pugna que tiene indeciso a Lucho. Mikel Merino es el que más ha jugado como titular desde el regreso del asturiano –cuatro partidos–, pero no entró en la última convocatoria; el resto, han rotado, dependiendo de sus estados de forma: tres han disputado Fabián y Canales, dos Koke y Thiago y una el debutante Pedri. Complicado dar personalidad a un equipo si a los mandos cada vez hay jugadores distintos.

Ansu Fati estaba llamado a ser la gran estrella de la Roja, pero se lesionó gravemente. Sin él, Ferran Torres y Dani Olmo son los que más han jugado, aunque sin dar la sensación de indiscutibles. Bryan Gil u Oyarzábal también piden paso en los extremos y Adama Traoré parece haberse caído de la pelea.

Quién será el nueve de España en la Eurocopa es una auténtica incógnita, a Luis Enrique no le acaba de convencer ninguno de ellos, como demuestra que Mikel Oyarzábal jugó un par de partidos de ‘falso nueve’. La floja temporada de Rodrigo Moreno parece haberle dejado fuera de la carrera, y entre Gerard Moreno y Álvaro Morata parece estar la disputa, con Iago Aspas casi descartado.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cinco × cinco =