Las cuentas de los equipos en la lucha por la salvación: el Eibar puede ser determinante

0
44

La temporada 20/21 de LaLiga está llegando ya a su fin. Sin embargo, a falta de una jornada que será frenética, todavía hay mucha tela por cortar, con el título en juego y dos plazas del descenso todavía sin dueño, además de los puestos que dan acceso a competición europea. La última fecha, que también se jugará en horario unificado, decidirá si Atlético o Real Madrid se proclaman campeones y el futuro de Huesca, Elche y Valladolid.

Los aficionados de estos tres conjuntos no paran de echar cuentas e imaginar supuestos para saber qué tiene que pasar para que su equipo permanezca en Primera División. Salvo el Huesca, ninguno depende de sí mismo y, es más, podrían contar con un invitado sorpresa si la casuística así lo quisiese: el ya descendido Eibar.

El excelso final de curso de los de Pacheta les ha servido para depender de sí mismos contra todo pronóstico. El Huesca es 17º con 33 puntos, marca la salvación y una victoria contra el Valencia les asegura su permanencia. En caso de dejarse puntos, tendrá que sumar más que el Elche y que el Valladolid no gane, ya que en caso de empate tiene el golaverage ganado contra los dos equipos.

Los duelos particulares contra el Huesca están condenando al Elche al descenso. Los ilicitanos están empatados a puntos con los aragoneses, por lo que tendrán que sacar un resultado mejor que ellos para soñar con la permanencia. Si empatan, una derrota del Huesca y una victoria del Atlético contra el Valladolid les mantendrían en primera otra temporada. No obstante, hasta perdiendo su partido, el Eibar puede hacer que se mantengan en Primera.

Su pésima recta final de temporada ha condenado a los blanquivioletas a tener que esperar un milagro para salvarse. No ganan desde hace doce jornadas y el primer paso para no descender es vencer a un Atlético que se juega el título. Si consiguen ganar a los rojiblancos, necesitarán una derrota tanto del Elche como del Huesca, ya que tiene los duelos particulares perdidos contra ambos.

Pese a que el equipo armero descendió esta jornada con su derrota ante el Valencia, pueden ser decisivos para decidir la permanencia. Si el Eibar gana al Barça, y Huesca y Elche pierden sus partidos, habría un triple empate a 33 puntos entre el 17º, el 18º y el 19º, por lo que la permanencia la daría el mejor equipo de una “liga ficticia” entre los tres.

Es decir, se combinan todos los partidos entre los tres equipos incluidos y se ordenarían según los puntos obtenidos. Por lo tanto, en caso de ese triple empate, el Elche se quedaría en Primera, seguido de Huesca y Eibar, que bajarían a Segunda.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

1 × tres =