Las dudas de la convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa: ¿y si no va nadie del Real Madrid?

0
55

El lunes 24 de mayo en la sede de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se darán a conocer los 26 nombres de los futbolistas de la selección española que serán convocados por Luis Enrique para la disputa de la Eurocopa 2020 y, ahora mismo, nadie se atreve a hacer una quiniela de quiénes serán los elegidos sin arriesgarse a fallar no menos de 10 jugadores.

Puede verse como una gran señal de competitividad o como un gran defecto, en función del prisma que se mire, pero lo cierto es que en los últimos años no ha habido un bloque definido en la selección española de fútbol. Luis Enrique siempre ha apuntado a que esto se debe a la gran calidad que hay en el fútbol español, lo que en parte explica que haya llamado a 57 futbolistas diferentes desde que es seleccionador.

Es prácticamente imposible hacer un once fijo, y cualquier aficionado tiene serias dudas en todas las líneas. Ni siquiera la portería, que es un puesto razonablemente fijo en otros combinados, tiene un nombre asegurado, y menos cuando en las últimas fechas Unai Simón se ha mostrado mucho más dubitativo que en marzo, cuando fue titular en los tres partidos (no dejó buenas sensaciones) clasificatorios para el Mundial de Catar 2022.

Los problemas con el gol, el estado de forma de fijos como Sergio Busquets o Jordi Alba, las dificultades para encajar un equipo en condiciones… No será fácil para el seleccionador elegir a sus 26 seleccionados, pero entre las muchas dudas que hay en esa lista amplia (no serán 23 como habitualmente por la situación sanitaria), hay una que ronda ya la mente de algunos periodistas y fans de la ‘Roja’: ¿puede convertirse esta Euro en la primera vez en la historia que no vaya convocado ningún jugador del Real Madrid?

Hubo un tiempo en el que la selección española estaba compuesta por futbolistas del Real Madrid y del Barcelona fundamentalmente, con algunos de otros equipos. Ahora mismo, esa preponderancia ha desaparecido: bien pueden ser el Villarreal o incluso el Manchester City quienes ostenten ese honor.

La capitanía de Sergio Ramos en el Real Madrid y la selección española están fuera de toda duda. El central sevillano tiene una ascendencia en los dos vestuarios que le han granjeado el respeto de los más veteranos, provengan del equipo que sea, y admiración de los más jóvenes, una de las grandes apuestas de Luis Enrique.

Sin embargo, su estado de forma genera muchas dudas. Ya en la concentración de marzo dejó claro que está fuera de foco totalmente y apenas ha disputado minutos con el Madrid este año, especialmente en esta recta final. Sus récords de participaciones con España (tiene a tiro el de convertirse en el internacional con más partidos de la historia del fútbol) son un argumento para convencer a Luis Enrique, su preponderancia sobre el vestuario y poco más, porque su estado de forma no. No es casual la nacionalización de Aymeric Laporte.

De igual manera, ni Isco, Asensio ni mucho menos Dani Carvajal (lesionado) tienen muchas opciones de ser llamados por el seleccionador, con Nacho Fernández prácticamente como única opción clara desde el Real Madrid por méritos y no por nombre. El central ha pasado ya hace mucho de esa fama de “cumplidor” y su final de año bien le hacen merecer la convocatoria, pero los precedentes no son buenos: no cuenta para Luis Enrique. Su último partido con España fue en 2018.

El cansancio que arrastran los jugadores blancos y la gran cantidad de minutos que llevan en sus piernas juegan en contra de los intereses de la selección. Los casos de Carvajal o Ramos son los más evidentes, pero los demás seleccionables tampoco llegan finos. Los mismos problemas que tiene Zidane, a escala, los tendrá Luis Enrique cuando mire la situación del equipo blanco. Y eso puede derivar en una estadística tan inesperada como histórica: ¿habrá una convocatoria de la selección española sin ningún jugador del Real Madrid?

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

dieciseis + cinco =