Las inversiones de Tom Brady: coches, gestión inmobiliaria, proyectos solidarios o una productora de cine

0
85

Tom Brady y Gisele Bundchen forman una pareja de película: él, el mejor jugador de la historia del fútbol americano; ella, una de las mayores supermodelos del mundo. Juntos han formado un matrimonio de ensueño y, además, forman una sociedad muy lucrativa en términos económicos.

Se estima que el legendario quarterback tiene una fortuna personal de unos 200 millones de dólares, que es aproximadamente la mitad de lo que tiene su pareja, unos 400, según cifras de Forbes. Un patrimonio aproximado de unos 600 millones en común que no han ganado sólo en sus respectivas actividades profesionales, sino también realizando inversiones inteligentes que van de la mano de algún que otro capricho.

Brady y Bundchen cuentan con muy buenos asesores, sobre todo en términos inmobiliarios. Desde que consolidó su matrimonio, han sabido comprar barato y vender caro, como la mansión de 40 millones que le traspasaron al rapero Dr. Dre en Los Angeles (ellos la adquirieron por 20), un apartamento de lujo en la rivera del río Hudson en Nueva York por 30 u otra a las afueras de Boston por 33. De todas estas ventas ganaron dinero.

Con las ganancias han vuelto a invertir en una mansión para la familia en Miami, en la lujosa zona de Indian Creek donde hay otros famosos como Ivanka Trump o Julio Iglesias. Se han gastado ‘sólo’ 17 millones en una lujosa residencia de más de 450 metros cuadrados a la que planean mudarse en un futuro, con un gran terreno lleno de elementos ecológicos, como una pequeña granja, huertos y una zona de árboles frutales. Lo harán en un futuro próximo, ya que actualmente viven en Tampa de alquiler, a 62.000 euros mensuales.

Una vez estén instalados en Miami, los Brady Bundchen quieren dar un empuje a uno de sus proyectos de futuro más ambiciosos: una productora de cine que se llamará 199 Productions. El nombre es todo un mensaje a quienes no confiaron en él, ya que fue elegido el 199 en el draft de la NFL del año 2000. En este ambicioso proyecto están involucrados, entre otros, los hermanos Joe y Anthony Russo, mentes detrás de la saga Los Vengadores de Marvel.

Aunque buena parte del dinero que se gasta está pensado como una inversión a futuro, Tom Brady tiene un vicio bastante caro: los coches.

El garaje que tiene el mariscal de campo de Tampa Bay Bucaneers haría las delicias de cualquier apasionado del motor y en concreto (pero no solo) de los superdeportivos. Desde un Bugatti Veyron Super Sport personalizado de más de 2 millones de dólares, pasando por un Rolls Royce Ghost, varios Aston Martin (un DB11 o un exclusivo TB12 Vanquish S diseñado por él mismo), un Audi R8, un Ferrari M458-T

Aunque se permita estos lujos, buena parte de su inversión es para el cuidado personal y el del medio ambiente. En su casa tiene un chef que cocina para ellos, Allen Campbell, que les mantiene una dieta pensada en maximizar el rendimiento físico de ambos, con un 80% de verduras en todos sus alimentos, que cuenta con la aprobación previa del nutricionista y entrenador personal de ambos, Álex Guerrero.

Además, buena parte de sus beneficios los destinan ambos a obras solidarias. Desde sufragar equipamiento médico para clínicas u hospitales (nacionales e internacionales), hasta donar directamente a asociaciones varios millones de dólares para la lucha contra el cáncer o el gran proyecto personal de Bundchen para salvar la Amazonia, la ONG ‘Agua Limpia‘, con la que quiere purificar el pulmón del planeta.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

18 + 11 =