Las jugadoras del Rayo Vallecano ganan el pulso al club y firman sus nuevos contratos con alta en la Seguridad Social

0
46

El Rayo Vallecano emitió este sábado un comunicado con el que da por zanjada la crisis desatada en el equipo femenino, tras haber negociado los últimos días para firmar unos contratos con “fondos propios” que no impidan la correcta preparación antes del inicio de la competición liguera.

La crisis del Rayo femenino se inició hace cinco días cuando la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) instó al club madrileño a dar de alta en la Seguridad Social a las jugadoras, que estaban entrenando sin contrato.

Desde el Rayo aseguraron a EFE que llevaban más de dos meses “insistiendo al Consejo Superior de Deportes para saber con qué partida contaban para el equipo femenino”, que competirá en una Liga profesional que “no tiene estatutos”.

A su vez, fuentes del Consejo Superior de Deportes reiteraron a EFE su “compromiso con el fútbol femenino” al asegurar que la partida presupuestaria que destinará a la profesionalización de la Primera División femenina “irá destinada a la creación de la estructura de la propia Liga y a la mejora de las infraestructuras y campos de juego” y “no servirá para pagar salarios porque su carácter es finalista”.

La situación del Rayo femenino se ha resuelto tras unas negociaciones que han concluido con la decisión del club de dar de alta en el sistema de la Seguridad Social a las jugadoras con fecha 20 de agosto.

“La indeseable polémica, difundida estos días, se ha producido debido a la declarada voluntad del Rayo de no ceder a ningún tipo de presión, venga de donde venga, para celebrar unos contratos que se nos querían imponer sin negociación, los cuales suponían, respecto de la temporada precedente, unos incrementos en la media de retribuciones por encima del 35%, mientras todos los ingresos, tanto de televisión, patrocinadores como de aportaciones de los distintos organismos se han visto drásticamente reducidos”, señala el Rayo en su comunicado.

“Debido a la emergencia de la situación, el Rayo ha realizado la negociación y celebración de los contratos disponiendo de sus fondos propios para no mermar las expectativas generadas en varias jugadoras por la drástica falta de ingresos generada ante la incomprensible situación de que todavía no esté aprobada la liga profesional”, apunta el club, que asegura que “jamás ha practicado trato discriminatorio con las jugadoras”.

La Liga Iberdrola dará comienzo el próximo 9 de septiembre y el conjunto rayista tendrá que visitar el Estadio Wanda de Alcalá de Henares para enfrentarse al Atlético de Madrid.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

diecisiete + doce =