Las opciones de los clubes para repartir las entradas si vuelve el público: ¿quién podrá asistir a los partidos?

0
36

El fútbol sigue trabajando en recuperar la normalidad lo antes posible y la vuelta de los aficionados a los estadios está más cerca que nunca. Diversos medios informaron en la noche del martes que la idea de LaLiga es permitir el acceso, siempre reducido, del público a los campos de fútbol para las últimas cuatro jornadas, una vez haya terminado el Estado de Alarma.

Todo ello, siempre con la autorización del Consejo Superior de Deportes y del Ministerio de Sanidad de la propuesta en la que también trabaja el Gobierno. De permitirse finalmente la entrada de aficionados, falta por saberse qué cantidad de público se permitirá, si será un porcentaje de la capacidad del estadio o un número máximo en concreto para todos.

En principio, serán los abonados y socios los que tendrán preferencia a la hora de reclamar sus entradas pero será cada club el que elija de qué manera reparte los asientos. De esa manera, los clubes ya trabajan para regatear uno de los grandes problemas que pueden enfrentar si estos terminan abriendo para sus aficionados: cómo repartir estas entradas.

Un sistema empleado en las grandes citas como son las finales en campo neutral o torneos como el Mundial o la Eurocopa, es el sorteo de las entradas. Todo ello, después de la apertura de un plazo de inscripción para estas y siempre y cuando los tickets demandados sean superiores a los ofrecidos.

De igual forma, este sorteo podría establecer qué números de socios -o de inscritos- son elegibles para estas entradas a través de un sorteo puro, o determinar un rango en el que los incluidos puedan solicitar su pase.

Otra manera que sería más interesante para los aficionados, evitando las injusticias que pueda presentar el azar, es permitirles a estos elegir un partido en concreto, para así poder permitir a un mayor número de socios y abonados volver a disfrutar del fútbol en primera persona. De nuevo, en el caso en el que haya más demanda que oferta para un partido, las entradas serían sorteadas.

Este formato busca también una manera más justa de repartir las entradas, de forma que si a un socio o abonado le toca ir a un partido, quedará automáticamente descartado para el siguiente, dándole más opciones a aquellos no agraciados para los próximos encuentros. Esta opción ya es barajada por algunos equipos tanto para esta temporada como para la siguiente, todavía con la interrogante de los aficionados.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

ocho + 13 =