Las pérdidas millonarias del Barcelona ocasionadas por el adiós de Messi

0
88

La salida de Leo Messi del Camp Nou ha revolucionado el mundo del fútbol durante los últimos días a nivel deportivo, mediatico y sentimental, pero en lo que al Barça como entidad respecta, le ha afectado especialmente en lo económico. Y es que la marcha del cinco veces campeón del balón de oro puede suponer un duro revés para las arcas del club, algo que deberá contrarrestar tejiendo una estrategia sólida en un breve plazo de tiempo.

Desde el club catalán, que cuenta con graves problemas económicos tras la mala gestión de la anterior directiva, ya se muestra preocupación respecto a la caída de ingresos comerciales que ocasionará la marcha del 10 argentino. Según explicó Marc Ciria, las consecuencias serán inminentes: “A partir de ahora, para mantener a los patrocinadores tendrá más importancia la competitividad del equipo que los nombres, pero es evidente que el adiós de Messi tendrá consecuencias a nivel de patrocinadores para el club”.

Ahora el club confía en que el camino a seguir en cuanto a la estrategia comercial pasa por el rendimiento deportivo, ya que “Messi les aportaba un relato y ahora se han quedado sin él”. También se ha recalcado la posibilidad de “apostar a medio plazo por otros emblemas salidos de La Masia como Ansu Fati” aunque es complicado que adquieran el nivel de imagen del astro argentino a corto plazo.

Actualmente los patrocinadores aportan un total de 180 millones de euros anuales al Barça y la intención de la nueva junta directiva era mantenerse en esta cifra durante los primeros dos años de mandato e intentar superar los 200 millones en el tercero. Con la marcha de Messi, que generaba un tercio de los ingresos directos e indirectos del club según varios estudios, estas previsiones se han complicado.

Si bien desde el club afirman que los patrocinadores no romperán sus contratos a corto plazo pese a contar con “cláusulas Messi”, las primeras complicaciones comenzarán a partir del verano que viene, cuando finaliza el contrato con Rakuten, principal patrocinador de la camiseta que ya rebajó la cantidad de 55 a 30 millones ante la incertidumbre del caso Messi.

Las soluciones que plantea el Barça pasan por renegociar las condiciones con Rakuten e incluso considerar otras opciones como las de las empresas de compraventa de criptomonedas, un sector aún muy especulativo y de riesgo variable en el que el club no se siente cómodo.

Sin embargo, el Barça no cuenta con mucho margen, pues Nike, la marca encargada de confeccionar la vestimenta de juego del equipo azulgrana, ha puesto como fecha límite el mes de octubre para conocer el que será el nuevo patrocinador principal de la camiseta a partir de julio de 2022.

“Hasta ahora cuando se negociaba con un patrocinador el escudo del Barça era Messi. Ahora deberá serlo el club, aunque se está intentando de manera rápida que Memphis Depay coja relevancia a corto plazo en este sentido”, explica Marc Ciria.

Y es que la relevancia del argentino, con más del doble de seguidores en Instagram que el propio FC Barcelona, demuestra que hay una gran masa de aficionados que siguen al jugador y no al club. Según Marc, se estima que Messi era el responsable del 80% de las ventas de camisetas, que con su marcha y confiando que Memphis soporte al menos el 50% de estas, caerá como mínimo un 30% a corto plazo.

Según la consultora Brand Finance, la marcha del jugador argentino podría costarle al Barça hasta 137 millones de euros en valor de marca, un 11% de los 1266 millones actuales. Las pérdidas con su marcha se calculan en 77 millones por la caída de los ingresos comerciales y en 43 millones de ventas de camisetas y productos de mercadotecnia.

Por otro lado, hace unas semanas la agencia de calificación Fitch dio un triple B negativo al Barcelona, noticia que fue recibida con alegría en el club porque le allana el camino para refinanciar su deuda hasta los 525 millones de euros bajo la tutela de Goldman Sachs.

“Cuando Fitch hizo esta calificación contaba con que Messi seguiría en el Barça”, dice Ciria. “Pero esta calificación no cambiará a corto plazo. Estamos en un periodo de espera, igual que en el caso de los patrocinadores. Lo que quieren unos y otros es una buena gestión ejecutiva del club y competitividad deportiva”, sentencia el director general de Diagonal Inversiones

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

12 − ocho =