Las tres derrotas de la carrera de Rafa Nadal en Roland Garros

0
55

El 11 de junio será una fecha que ha quedado marcada a fuego en el calendario de Rafa Nadal. Sin embargo, esta vez no será por haber ganado Roland Garros, como suele hacer año tras año sobre estas fechas, si no por un hecho mucho más atípico en su trayectoria, perder en el torneo francés. Con su derrota este viernes a manos de Novak Djokovic, a Nadal vuelven a echarle de la Philippe-Chatrier por tercera vez en su historia.

El serbio, además, es el único en haber repetido y una de las únicas dos personas que pueden presumir de haber ganado al español en la tierra batida francesa. Un reconocimiento, si cabe, a la altura de ganar el torneo, ya que la hegemonía del balear no tiene precedentes en la historia de los Grand Slams… ni del tenis. 17 participaciones en Roland Garros, 13 trofeos… y cuatro eliminaciones.

Robin Soderling se convirtió en 2009 en la primera persona que eliminaba a Nadal de Roland Garros, cuando el español tenía 23 años recién cumplidos… y cuatro trofeos ya a sus espaldas. El sueco dio la sorpresa imponiéndose en los octavos de final por 6-2, 6-7, 6-4 y 7-6 ante un Rafa que estaba muy lejos del nivel que se esperaba de él, sin ninguna explicación en particular.

Años después, Tsonga y Monfils aseguraron en una charla que el español estaba enfermo aquel día. “Rafa no lo dirá jamás, pero todos sabíamos que esa semana estaba enfermo, que sufría anginas. Esa es la verdad. No estaba bien del todo”, afirman.

Soderling terminaría llegando a la final de esa edición, siendo una de las indudables sorpresas de aquel campeonato, pero sucumbió ante un Roger Federer que aprovechó para alzar el único Roland Garros de toda su carrera. Un año después, Nadal se vengaría del sueco en la final para alzar su quinto Roland Garros.

Nadal llegó muy mermado al torneo en 2015, después de una temporada aciaga por culpa de las lesiones que tampoco le dejaban tener una continuidad en su estado de forma. De hecho, el español llegó a París como sexto cabeza de serie, por la baja de Raonic y no era el favorito para llevarse el título.

Tras alcanzar los cuartos sin la solvencia habitual pero coronándose como el tenista con más victorias en la historia del torneo (70 por aquel entonces), toparía con un Djokovic que llegaba como un tiro. De hecho, el partido no duró ni dos horas y media, por las más de 4 de su duelo del viernes, y el número uno del mundo destrozó a Nadal por 7-5, 6-3 y 6-1, poniendo fin a la racha de 39 victorias consecutivas en París.

Al igual que le ocurrió a Soderling, Djokovic no pudo aprovechar su victoria sobre Rafa para alzar el título ya que, pese a que también llegó a la final, fue derrotado por 4-6, 6-4, 6-3, 6-4 contra el suizo Stanislas Wawrinka.

Este viernes ‘Nole’ volvió a firmar la machada con más mérito, si cabe, que en la ocasión anterior. En esta edición, Nadal si transmitía buenas sensaciones, a diferencia de 2015. El serbio también llegaba a las semifinales como número uno del mundo, aunque habiendo sufrido en rondas anteriores, pero no era favorito contra el 13 veces campeón, que estaba firmando un torneo en el que jugaba cada vez mejor.

Nadal sufrió a manos de su peor rival su tercera derrota en Roland Garros, deteniendo momentáneamente el contador de victorias en 105, siendo el tenista que más triunfos ha logrado en un mismo torneo del circuito. Por su parte, Djokovic puede presumir ya en ser la “bestia negra” de Nadal en la tierra de París y el único que sabe lo que es vencerle en más de una ocasión.

Tras caer un año antes a manos de Djokovic, Nadal quería redimirse en Francia, con el regusto de que, además, el serbio no había podido llevarse el trofeo. Sin embargo, su andadura a penas duró dos rondas, ya que tras ganar a Groth y a Bagnis, Rafa anunciaba que abandonaba de manera repentina por una lesión en la muñeca que arrastraba en las semanas anteriores.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

13 − diez =