Lección de deportividad de Ancelotti con el Barça en su momento más crítico de los últimos años

0
90

El FC Barcelona ha entrado en barrena. A una crisis económica galopante, que entre otras cosas derivó en la marcha de Messi al PSG, se ha unido una debacle deportiva que ha convertido a los blaugrana en carne de media tabla o, como mucho, de llegar por los pelos al ‘top 4’. Con Koeman cada vez más cuestionado y la afición muy enfadada, esta situación contrasta radicalmente con el momento que están viviendo en el Real Madrid.

Los blancos son líderes, el buen juego que despliegan acompaña a los resultados, la afición ha recuperado la ilusión y apenas se acuerda del fichaje fallido de Mbappé. Lo fácil sería que los madridistas hurgasen en la herida y aunque los hinchas blancos no se cambiarían por los culés ahora mismo ni en broma, el entrenador Carlo Ancelotti ha dejado una muestra de deportividad notable.

En la rueda de prensa previa al encuentro contra el Cádiz, el italiano confesó que no se siente nada bien al ver lo que está ocurriendo en el club del Camp Nou.

“Miro los partidos. Me gusta el fútbol y no estoy contento si un equipo lo pasa mal. Miro, hago una evaluación y me enfoco en mi equipo, me gusta el fútbol y todos los partidos y nada más. No estoy contento si a un equipo no le salen bien las cosas, el Barcelona o cualquier otro”, insistió.

El mensaje de Ancelotti llega en un momento muy difícil para el Barcelona y especialmente para Ronald Koeman. El técnico neerlandés, que fue sancionado con dos encuentros y no estará ante el Levante y el Atlético, está sentenciado: sólo falta saber cuándo le echarán. El Real Madrid les saca 7 puntos, con un partido más, pero nada hace pensar en una remontada blaugrana a corto plazo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro × 1 =