Lewis Hamilton quiere renovar para 2022 pero Mercedes no lo tiene tan claro… y ya tiene otras opciones

0
40

El culebrón de la renovación de Lewis Hamilton para esta temporada ya en marcha se cerró con la firma cuando ya estaba en el horizonte el arranque del campeonato. Las dudas del heptacampeón del mundo tensaron hasta tal punto la cuerda que Mercedes llegó a plantearse el escenario de no poder contar con su piloto estrella y el mayor dominador de todos los tiempos (así lo dicen sus números) para el vital 2021 en el que se van a preparar para el gran salto normativo de 2022.

No han pasado ni tres meses desde entonces y ya circula la siguiente cuestión: ¿seguirá Hamilton el año que viene? Mercedes avanzó en su momento que su intención es seguir contando con él, pero tiene que ser claro a la hora de anunciar sus intenciones: no quieren arrancar la próxima campaña con las mismas dudas que esta.

Tanto él como Valtteri Bottas finalizan su contrato en diciembre de este 2021, pero mientras que el finlandés es absolutamente prescindible, no lo es tanto el británico. George Russell (canterano de Mercedes) está preparado más que de sobra para ocupar el asiento tanto de uno como de otro, y lo sucedido en Imola se ha leído como un síntoma de la tensión que se vive de cara a la próxima temporada.

Una señal que ha dejado en los últimos tiempos de que su intención es continuar se produjo en los test con los Pirelli de 18 pulgadas. El suministrador de neumáticos de la Fórmula 1 ha acordado con todos los equipos que a lo largo de la temporada les dejará probar con las nuevas ruedas, un cambio fundamental para 2022, y entre los últimos en participar ha estado el propio Hamilton. Toda una declaración de intenciones: si no quisiera estar en la F1 la próxima temporada, ¿para qué probar?

“Quiero estar aquí de nuevo el año que viene, así que me gustaría ayudar a Pirelli a hacer un mejor producto”, respondió en la rueda de prensa previa al GP de Portugal. Ese “aquí” no implica que vaya a ser con los mismos colores.

Las nuevas normas pretenden abrir un nuevo horizonte en la parrilla de la F1. Muchos equipos aspiran a ocupar el puesto de dominio de Mercedes, empezando por Red Bull (que ya es rival para este 2021), pasando por Ferrari, Alpine o McLaren. Y Hamilton considera que su paso por la F1 no ha acabado aún, no tanto por lo deportivo, sino por el activismo del que se ha autoproclamado caudillo desde hace un par de temporadas.

Esta última escudería fue la casa de Hamilton hasta que dio el salto a Mercedes, pero poco tiene que ver aquella con esta. Sin Ron Dennis y bajo el nuevo mando de Zak Brown de la empresa, la escuadra de Woking ha ganado en tranquilidad y se ha quitado de encima ese encorsetamiento que, en parte, propició que Hamilton se fuera.

Ahora que su viejo equipo está gozando de un cierto resurgimiento, y con ya 36 años, no sería descartable verle en un último baile defendiendo a la escuadra que le dio la primera oportunidad. Aunque para ello tendrían que reposicionar a Daniel Ricciardo y al prometedor Lando Norris

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

quince − 4 =