Los accidentes de Verstappen y Stroll que decidieron el GP de Azerbaiyán: dos reventones a más de 300 km/h

0
50

El GP de Azerbaiyán quedó marcado por dos accidentes muy similares, aunque de protagonistas muy distintos. Primero fue Lance Stroll y después Max Verstappen, pero prácticamente fueron calcados: ambos fueron reventones a más de 300 km/h en plena recta.

El primero fue Stroll. El canadiense de Aston Martin salía desde el fondo de la parrilla tras ser uno de los que se accidentó en la clasificación. Decidió arrancar con neumáticos duros, para tratar de estirar al máximo su parada en boxes.

Craso error: después de 31 vueltas, el trasero izquierdo reventó y le mandó contra el muro. El violento accidente provocó la salida del coche de seguridad.

Por las consecuencias que luego tuvo, peor fue lo de Max Verstappen. Aunque varios pilotos decidieron entrar en boxes a montar nuevos neumáticos (entre otros, Fernando Alonso) para evitar sustos como el de Stroll, el líder no sólo no decidió hacerlo, sino que empezó a apretar el ritmo para buscar la vuelta rápida.

Aunque no necesitaba hacerlo, porque Sergio Pérez tenía bien sujeto a Lewis Hamilton, apretó tanto que su neumático trasero izquierdo (mismo que Stroll) lo pagó caro: otro reventón y otro golpe. En su caso fue despedirse de una victoria clara y una oportunidad de oro para aumentar la ventaja en el Mundial.

En ambos casos iban a más de 300 km/h.

Este accidente hizo que se parara la carrera para que se resolviera con dos vueltas de infarto, en un final que Pérez ganó sobre Vettel y Gasly.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro × 4 =