Los aficionados del Athletic se olvidan de las medidas sanitarias para arropar a los jugadores antes de la final de Copa

0
151

El País Vasco celebra este fin de semana el gran derbi en la final de la Copa del Rey, aunque lo harán lejos de la región. Un año más tarde de lo previsto, se resolverá si la Real Sociedad o el Athletic suman un trofeo más a sus vitrinas y los aficionados quieren hacer sentir el calor a sus futbolistas.

Por eso, los hinchas del conjunto bilbaíno acudieron en tropel a Lezama para despedir y arropar a sus jugadores antes de que volaran hacia Sevilla, donde se disputará este sábado la final de Copa. Gritos, banderas, abrazos, cánticos… los chicos de Marcelino García Toral tuvieron que atravesar con sus coches por un pasillo hecho por cientos de personas, en unas imágenes que, en el actual contexto, impactan e incluso indignan a algunos.

Aunque la inmensa mayoría de los presentes llevaban mascarilla (no todos correctamente), ni distancia social, ni límite de convivientes ni nada similar a lo que las autoridades recomiendan en esta situación de la pandemia.

El País Vasco es una de las comunidades donde más está aumentando la incidencia acumulada. Este miércoles, apenas 24 horas antes de estas imágenes, se confirmó un repunte del 7,7% de los contagios con respecto a fechas anteriores, con un aumento de 18 a 33 personas en la UCI. La incidencia acumulada en catorce días ha crecido casi un 20%, pasando de 223,76 a 277,58 casos por cada 100.000 habitantes y el temor a que el crecimiento vaya a peor en Semana Santa está ahí.

Las autoridades, tanto políticas como deportivas, han pedido a las aficiones de Athletic y Real Sociedad que las eventuales celebraciones no se realicen de manera masiva en la calle sino desde los balcones y respetando los límites de reuniones en sitios cerrados.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

once − 9 =