Los Juegos Olímpicos de México 1968: la lucha antirracista con el 'Black Power'

0
24

Los Juegos Olímpicos de México 1968 se celebraron pese a que diez días antes se produjeron unos incidentes con numerosos muertos y heridos entre estudiantes y policías.

Época de revoluciones y asesinatos de personajes ilustres como Robert Kennedy y Martin Luther King, fueron unos Juegos marcados por el ‘Black Power’ y la celebración de los estadounidenses Tommy Smith y John Carlos, que cuando sonó el himno de Estados Unidos en el podio de los 200 metros lisos, se descalzaron y alzaron el puño como reivindicación de la raza negra. Fueron expulsados posteriormente de la selección.

Se mantenía la inestabilidad política en el mundo, en los años propios de la Guerra Fría y fue la primera vez que la llama olímpica pasó por España.

Destacaron las pruebas no oficiales, las de exhibición, con las tres medallas de tenis de Santana ante Orantes en la final individual y el segundo oro de Sanana en el partido de dobles con El primero también salió victorioso en el partido de dobles, junto a José Luis Arrilla.

Los nombres propios de esta edición fueron Bob Beamon, que logró la marca de 8,90 metros en salto de longitud, batiendo el récord por 55 centímetros y fijando la cifra hasta 1991, superado por Mike Powell.

Mark Spitz, que ya empezaba a reinar en natación con sus cuatro medallas. También el saltador de altura Dick Fosbury, con su particular estilo y el velocista Jim Hines, primer atleta en bajar de 10 segundos (9,95) los 100 metros lisos.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

trece − siete =