Los paralelismos del cierre del fichaje de Ronaldo con el de Mbappé: ¿coincidencia o estrategia?

0
54

El Real Madrid sigue trabajando sin descanso en el traspaso de Kylian Mbappé para que vista de blanco esta misma temporada, sin tener que esperar a que venza su contrato en 2022. El francés es el jugador de la próxima década y Florentino Pérez lo sabe, por lo que quiere atar lo antes posible al jugador llamado a ser el heredero de Messi y Cristiano.

Sin embargo, si hay un jugador al que se está asemejando Mbappé es a Ronaldo Nazario, el brasileño. Potencia, técnica y rapidez a partes iguales para sembrar el terror en cualquier defensa y teniendo una capacidad innata para ser determinante. De hecho, las similitudes entre uno y otro están trascendiendo a lo deportivo y muchos están sufriendo el mismo deja vú que ya dejó Mbappé en el Mundial de 2018 con el cierre de este mercado.

Al igual que habría hecho Mbappé, según han ido informando medios cercanos al Madrid, Ronaldo dejó claro al Inter de Milán su interés en abandonar el club y marcharse al Bernabéu para ser parte de la constelación de Galácticos que estaba creando Florentino Pérez.

En el caso del brasileño, aseguró que se pondría en rebeldía con tal de recalar en el Real Madrid, algo que no parece que hará un Mbappé que, pese a querer vestir de blanco, está también contento en el París Saint-Germain, sobre todo, tras las excelsas incorporaciones del club, con Messi y Ramos a la cabeza.

Tras varias semanas de negociación, el 23 de agosto de 2002, cuando Ronaldo todavía no había fichado por el Real Madrid, el club blanco emitía un comunicado explicando que “existen diferencias insalvables con el Inter de Milán para la contratación”, por lo que renunciaban a la contratación del brasileño. Nada más lejos de lo que terminó siendo realidad, puesto que menos de una semana después, Ronaldo ya era futbolista merengue.

Una situación similar a la que se ha vivido en las últimas horas con Mbappé, con quien se han atascado las negociaciones, encarando el último día de mercado en punto muerto. El Real Madrid ha ido elevando su oferta hasta los 180 millones, que también rechazó el PSG, y algunas informaciones apuntaban a que se habían retirado de las negociaciones este lunes, después de que los franceses pidieran más de 200 millones.

No obstante, al igual que ocurrió en 2002, esto podría terminar siendo una estrategia para una embestida de última hora, como ocurrió con Ronaldo, cuando rozando la media noche del 31 al 1, el Madrid anunció su fichaje por 45 millones de euros. ¿Habrá un ‘bombazo’ similar con Mbappé?

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

diecisiete − diecisiete =