Los pilotos de MotoGP ya piensan en alcanzar los 400 km/h: "Podemos superarlo, pero no tiene mucho mérito"

0
96

La evolución técnica de las motos de MotoGP está permitiendo que cada año se empiecen a romper barreras, tanto en tiempos por vuelta como sobre todo en velocidades punta. Límites que parecían inalcanzables hace no tanto se han superado y ya se plantean incluso rebasar marcas que ni para los Fórmula 1 están al alcance a día de hoy.

Durante los entrenamientos del GP de Catar, Johann Zarco superó la marca de los 360 km/h para poner su Ducati Desmosedici GP21 a 362,4 km/h, la mayor velocidad medida en una MotoGP en un fin de semana de competición oficial. La fábrica de Borgo Panigale lleva unos años a la cabeza en la pelea por hacer motores potentes, aunque eso no se ha traducido en títulos desde 2007 con Casey Stoner, pero algunos ya les colocan como los grandes candidatos a alcanzar la siguiente frontera: superar los 400 m/h.

“La moto puede llegar a los 400 km/h. Sólo hace falta una recta para conseguirlo”, admite Jorge Martín, compañero de Zarco en el equipo Pramac, que pone como ejemplo a Kenan Sofuoglu, expiloto de Superbikes, que alcanzó aquella cifra con una Kawasaki Ninja H2R de serie. “Marcó un récord con esas velocidades, pero al final es solo en recta y eso no te sirve de nada ni tiene mucho mérito. Está claro que si siguen aumentando la potencia al final lo lograremos en un circuito de velocidad”, destacó el piloto español, recién llegado a la máxima categoría.

Los 400 km/h no son una cifra inalcanzable… porque ya se han alcanzado. Al menos en test privados, asegura el italiano Michele Pirro, probador de Ducati.

“Son unas velocidades que ya se habían cogido en algunas pruebas privadas”, confesó en La Gazzetta dello Sport, pero advierte que llegar a estos límites puede suponer un problema a la hora de pilotar.

“Cuando vas tan rápido en la recta es genial, si llegas a 370 km/h nosotros, los pilotos, estaríamos contentos. Pero la curva llega antes, y la fuerza necesaria para frenar y girar cambia. Se necesitan reflejos y estar acostumbrado”, advierte.

Estos récords se alcanzan sobre todo porque no sólo se trabaja en motores, sino mucho más. “Que ahora podamos llegar a estos límites se debe al trabajo realizado en todo el paquete, tanto en la aerodinámica que te permite no salir volando, como en la electrónica y en el chasis“, presume Pirro.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

13 + 7 =