Madeline Groves, plata en natación en Río 2016, se baja de los Juegos de Tokio por “unos pervertidos misóginos”

0
180

Nueva baja de importancia para los Juegos Olímpicos de Tokio. La nadadora australiana Madeline Groves, plata en Río 2016 en los 4x100m estilos y los 200m mariposa, esta última por detrás de Mireia Belmonte, ha anunciado que no participará en el preolímpico de su país y descarta su presencia en la cita de este verano, en una decisión llena de polémica.

Groves ha compartido una publicación en sus redes sociales en la que explicaba que no estaría en la cita olímpica, pero horas más tarde añadía un comentario perturbador. La nadadora señala a los “misóginos pervertidos en el deporte”, dejando entrever un escándalo machista detrás de su ausencia en Tokio.

“Que esta sea una lección para todos los pervertidos misóginos en el deporte y sus lame botas. No puedes aprovecharte de jóvenes mujeres y niñas, avergonzarlas de su cuerpo o manipulándolas y después esperar que te representen para que tú puedas llevarte tu bonus anual. Se acabó el tiempo”, escribió Groves en redes.

Haz que los pervertidos se estremezcan de miedo por la cantidad de personas que apoyan una declaración que amenaza su existencia”, añadió en un tercer mensaje en su perfil de Instagram.

También en sus historias, dejó caer que había recibido varios mensajes de manera privada de personas que se podrían haber dado por aludidas y les pidió que “no le jodan por mensajes privados”, a aquellos que “han contribuido a un entorno que no apoya a las personas con enfermedades crónicas o han tomado decisiones sobre recortar la financiación de los atletas”.

Lo que es valiente es mostrar tu cara en una comunidad a la que has estafado por el bien de tu propia carrera”, sentenció la medallista olímpica.

Por su parte, la Federación de Natación (Swimming Australia) explicó que ya intuyeron una situación problemática tras una publicación de Groves a finales de 2020, por la que se pusieron en contacto con ella por “un posible abuso por parte de alguien relacionado con la natación”.

“Maddie se negó a proporcionar más información y tampoco tenemos quejas previas suyas. Swimming Australia se toma muy en serio todas las acusaciones sobre abuso o conducta sexual inapropiada. Consideramos primordial el bienestar y la seguridad de los niños y los jóvenes, y tenemos el deber de hacer investigaciones para mantener los estándares de nuestro deporte”, comunicaron desde el organismo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

3 × uno =