Marc Soler se plantea denunciar a la espectadora que provocó la caída por la que abandonó el Tour de Francia

0
66

Marc Soler tuvo que abandonar el Tour de Francia en la primera etapa por culpa de la caída masiva provocada por una espectadora con una pancarta. El ciclista del Movistar sufrió fracturas en los dos brazos y ahora se plantea denunciar a la causante del accidente.

“Estoy teniendo un año complicado. Primero la caída del Giro y ahora ésta. La del Giro me fastidió, porque era una carrera que había preparado a fondo y tenía una gran oportunidad. Pero la del Tour es aún peor, porque no ha sido por una circunstancia de carrera sino por una espectadora a la que es evidente que no le gusta el ciclismo. Toda la preparación a la basura”, escribió Soler en una tribuna en La Vanguardia.

“La caída llegó en un punto en el que la carretera se estrechaba mientras estábamos buscando posiciones”, recuerda Soler. “Íbamos por la zona delantera, que es la posición más segura por si hay algún enganchón y de repente vi que los Jumbo caían a mi derecha y delante y me choqué con Teunissen. Salí volando, di una voltereta y me apoyé con las dos manos. Me dolían mucho y también tenía un golpe en la cara y en el hombro. Intenté levantarme y no podía, no tenía fuerza en los brazos”, continúa. “Quedaban 50 kilómetros y me dijeron que probara a ver y que en la meta ya me explorarían. No sé cómo pude, porque me era imposible cambiar y frenar, no tenía fuerzas”.

Marc Soler confirmó que no estará en La Vuelta de este año porque tiene rota la cabeza de los dos radios y del cúbito. Pese a no tener que pasar por el quirófano, tendrá que llevar a cabo una recuperación que se alargará en el tiempo. “Espero correr alguna carrera aún, pero de La Vuelta ya me puedo despedir”, admite el corredor.

Por todo esto, el corredor de Movistar se está planteando denunciar a la espectadora que provocó la montonera. “No sé qué voy a hacer. Estoy meditando denunciar a la espectadora, porque es todo un Tour lanzado a la basura y siento mucha rabia”. Además aprovechó para dar un par de palos a la CPA y la UCI. “Tenemos una organización, la Agrupación de Ciclistas Profesionales, que debería defendernos. Para poner la mano, funciona, pero de trabajar, poco. Y la UCI sólo se preocupa de medidas estúpidas como la de los bidones, pero en las cosas serias como nuestra seguridad, no se mete. Sólo están para tonterías, pero como a final de mes les debe de ir bien, no se preocupan del resto. Esto es un negocio, cada uno va a lo suyo y los ciclistas somos los que ponemos el cuerpo”.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

8 + seis =