Mary Romero defiende su campeonato de Europa tras el parón de la pandemia: "Tengo mucha hambre de pelear"

0
49

Mary Rom#ero (1985, Puerto Lumbreras, Murcia) es la actual campeona de Europa del peso supergallo y defenderá su cinturón el sábado 11 de septiembre ante la británica Amy Timlin (A las 19:30, por DAZN). Sin embargo, el camino desde que se alzar con el título en enero de 2020 hasta su primer defensa del mismo no ha sido fácil, tal y como se lo contó a 20 Minutos en una entrevista individualizada.

Ha sido un año difícil por la pandemia, pero lo ha sido para todos los deportistas. En 2020 gané el campeonato de Europa contra Ivanka Ivanova y después salió la chuminá de pelear por el mundial en Miami, pero llegó la pandemia y no pudo ser. También iba a pelear en Francia por el título internacional de la WBC, pero mi marido dio positivo por Covid-19 y tampoco pude. Imagínate, ha sido una añito de locos”, nos cuenta Mary Romero.

Tras todos esas piedras en el camino, la púgil española llega muy hambrienta a su vuelta al ring, así que Timlin tiene motivos más que suficientes para temerla. “Que lo tenga, que lo tenga, que lo voy a dar todo. Luego pasará lo que tenga que pasar, pero tengo muchas ganas de subir al ring porque ha sido un año muy difícil”, explica Romero. “Ella creo que ha hecho una o dos peleas durante la pandemia y eso lleva de ventaja, pero el hambre de pelear lo tengo yo”.

“Hemos entrenado y se ha caído la pelea. Hemos vuelto a entrenar y se ha vuelto a caer… Pero no puedes dejar de entrenar porque al final iba a llegar, como así ha sido”. Mary admite estar más que preparada para su defensa del cinturón, pero es así gracias a una disciplina espectacular y un profesionalismo ejemplar. “Aquí el rodaje es muy importante. Cuantas más peleas hagas, mejor. Un boxeador sin pelear es como un jugador de fútbol que entrena y no juega nunca un partido”, comenta Mary. “Luego está el sparring, que con el Covid-19 tampoco fue como se hubiera querido porque no podía haber contacto ni nada, así que me tocaba hacer sparring con mis compañeros. Ha sido difícil”.

Todo esto por no hablar del aspecto alimenticio y la dieta. “Hay que cuidarse todo el año. Si eres una boxeadora profesional, tienes que cuidarte siempre. Si estás comiendo lo que quieres… Es como si sólo entrenas cuando quieres”, reflexiona Romero. “Kiko Martínez, que es un gran amigo mío, me dijo una vez, ‘Mary, tienes que estar lista para cuando pase el tren, porque si estás lista lo coges, pero si no es imposible’”, nos cuenta. “No puedes prepararte una pelea en dos semanas. Han sido tres o cuatro meses un poco difíciles, pero es lo que hay. Ya cuando esté retirada, pues a comer y a beber y todo”.

Al mencionar la palabra retirada, es imposible no hacer referencia a un parón protagonizado por Mary Romero entre 2016 y 2019. Un momento complicado en su carrera que la hizo alejarse un tanto del ring de boxeo. “El boxeo es otro mundo. Me dediqué a otros deportes de contacto porque el boxeo hay que entenderlo. Hay que entender a la gente, ver cómo eligen los combates… Tiene sus cosillas”, comenta la púgil. “Por ejemplo, esta pelea yo no la he elegido. Me eligió mi rival. La pelea salió a subasta y la compró Matchroom. Tengo que pelear forzosamente contra ella. No he elegido una rival para ganar. ¿Entiendes dónde voy? Tuve ese parón porque no quieren pelear contigo y qué le vas a hacer. No tengo los medios económicos para hacer una pelea y traerme al rival que quiera. Soy de pueblo, vivo en un pueblo, no tengo los medios, no tengo la promotora… Tengo que estar a las oportunidades que salgan”.

Oportunidades como por ejemplo la que le surgió en 2020 cuando ganó el cinturón en su casa, en Puerto Lumbreras. Eso sí, gracias a un trabajo conjunto impresionante. “El campeonato de Europa lo puede traer gracias a mi pueblo. Salió gracias a mi gente, los sponsors. Fue súper gracioso. Salió el europeo y fuimos a por él. Todo el mundo se empeñó en traerlo a Puerto Lumbreras”. Ahora toca defender el título en Barcelona.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

4 × tres =