Más de 50 jóvenes han participado en los campos de voluntariado de la provincia con un balance "muy positivo"

0
419

EUROPA PRESS

  • La coordinadora del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) en Cádiz, dependiente de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Lorena Gutiérrez, ha clausurado con un balance “muy positivo” dos de los tres campos de voluntariado organizados en la provincia en este verano.

Voluntarios del campo celebrado en Cádiz

Se trata de los campos en el Cortijo de Morla en Arcos de la Frontera, bajo la temática de Medio Ambiente y el campo de voluntariado en la ciudad de Cádiz, bajo la temática de acción comunitaria e Intervención social. Falta por celebrar el campo de voluntariado que tendrá lugar del 18 al 31 de agosto en el Picacho en Alcalá de los Gazules (Cádiz) con una temática de regeneración del Parque Natural de Los Alcornocales.

En una nota, Lorena Gutiérrez ha subrayado la importancia de estos campos que en esta edición se caracterizan al posibilitar que jóvenes procedentes de distintos sitios de España se comprometan de forma voluntaria y desinteresada a realizar un trabajo de voluntariado.

La clausura de los dos campos de Arcos de la Frontera y Cádiz capital ha transcurrido con una normalidad y participación muy alta. En el caso de la localidad serrana, han participado 23 jóvenes de distintas provincias españolas y ha sido dirigido por el movimiento “Federación de Scouts Católicos”.

Para la coordinadora del IAJ en Cádiz “a través del trabajo voluntario y de las distintas actividades que se han llevado a cabo se han trabajado valores de convivencia, tolerancia, solidaridad y

participación, así como respeto intercultural”. Para Gutiérrez, “se ha logrado un espacio adecuado para la formación en el medio natural”.

En cuanto al Campo de Voluntariado que ha dirigido Alendoy en la ciudad de Cádiz, los resultados también son valorados muy positivamente. Lorena Gutiérrez ha explicado que “se ha aportado atención, cuidados y cariño a los menores, a través de las actividades lúdico-recreativas y se ha intervenido en situaciones de necesidad, marginación y carencias educativas o de otro tipo, propiciando la aproximación de los jóvenes voluntarios a una realidad social concreta, estableciendo una relación directa con niños y niñas pertenecientes a un entorno de desarraigosocial”.

Para Lorena Gutiérrez, “la conexión con los pequeños de la Barriada de La Paz ha sido algo indescriptible, según nos han manifestado los voluntarios. Y este es el valor que pretendemos transmitir desde el Instituto Andaluz de la Juventud”.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

siete − 6 =