Maverick Viñales se harta de Yamaha y busca romper su contrato cuanto antes

0
49

Maverick Viñales está en un momento crítico de su carrera deportiva, y su futuro no pasa por Yamaha. Ni siquiera casi su presente, dado que está buscando la manera de romper el contrato que tienen firmado hasta 2022.

Con la relación totalmente rota por ambas partes, el piloto catalán ya ha empezado a contactar con otros equipos. El que está en la ‘pole’ para ser su nuevo destino es Aprilia, según avanzó Ricard Jove (agente de pilotos y comentarista) en DAZN. Allí haría equipo con Aleix Espargaró, a quien conoce de siempre y con quien ya compartió box en el pasado.

Viñales sospecha de que en Yamaha no le están tratando en igualad de condiciones frente a Fabio Quartararo. El francés ha cuajado una temporada, hasta el momento, mucho más fiable que el español, que pese a ganar la primera carrera del campeonato ha ido hundiéndose hasta el punto de acabar último en la cita de Sachsenring.

Lejos de considerar que es sólo por algo propio, Viñales sospecha que le están boicoteando dentro del propio equipo y por eso afirmó que este fin de semana en Assen le iba a copiar la telemetría y el settings de la moto. El resultado no puede ser mejor hasta el momento: mejor tiempo en los libres y pole destacada.

La intención de Viñales es romper con Yamaha cuanto antes, aunque hacerlo en esta misma temporada será difícil dado que tiene contrato con ellos hasta 2022. No así para la campaña que viene, que es su primera intención.

No es la primera vez que Viñales da la ‘espantada’ de un equipo. En 2012, cuando aún estaba en Moto3, rompió unilaterlamente su contrato con el Avintia Racing justo antes de los libres del GP de Malasia, lo que le hizo ser apartado de esa carrera. Él les acusó de ser un “equipo de segunda división”, aunque posteriormente se disculpó y pudo disputar las dos últimas carreras de ese año.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

2 × tres =