Messi, Mbappé, Kane, Griezmann, Pogba, Cristiano… Un mercado de fichajes con más estrellas que nunca

0
54

La Eurocopa está a punto de llegar a su final, los equipos están empezando ya las pretemporadas y los rumores y confirmaciones sobre fichajes empezarán a producirse en las próximas semanas, con un mercado más caliente que nunca, con varias estrellas con su futuro en el aire cuyas decisiones pueden cambiar el panorama futbolística en Europa.

Dos son los nombres en boca de todos, Leo Messi y Kylian Mbappé, pero también hay otros cracks cuyo futuro está en el aire y que pueden mover muchos millones en un mercado todavía marcado por la pandemia. Eso sí, parece que para una superestrella, siempre hay dinero suficiente en las arcas de algunos clubes, especialmente los que son propiedad de jeques.

El jugador galo ya le ha comunicado al Paris Saint-Germain su intención de no renovar su contrato, que finaliza en el verano de 2022. Ahora, será Nasser Al-Khelaifi el que decida si venderla ahora y sacar una buena cantidad por él o mantenerle un año y dejarle salir libre al final de la temporada.

Lo que sí tiene claro Mbappé es que no va a forzar una salida. Ni se declarará en rebeldía ni presionara para una venta. Por detrás, es un secreto a voces, está el Real Madrid, club que anhela su fichaje desde que se le escapó en 2017. La relación entre Florentino Pérez y Al-Khelaifi es buena, pero el jeque ya le comunicó al presidente blanco que no tenía intención de negociar.

Otro factor importante en este caso es el Fair Play Financiero. El PSG no para de fichar, pagando altas cantidades por jugadores como Achraf Hakimi (60 millones al Inter) y fichas elevadas a jugadores libres como SergioRamos, Giorginio Wijnaldum y Gianluigi Donnaruma. Así, tendrá que cuadrar cuentas de alguna manera, y su activo más valioso, una vez renovado Neymar, es Mbappé.

La gira de Mino Raiola por España, reuniéndose primero con JoanLaporta en Barcelona y después con José Ángel Sánchez en Valdebebas, parecía indicar que el noruego iba a dejar el Borussia Dortmund este mismo verano. Sin embargo, en el club alemán no están para nada por la labor de venderle ya y quieren retenerle al menos un año más.

El Barça no tiene dinero ahora para afrontar su fichaje, el Real Madrid piensa más en Mbappé, el Manchester United acaba de cerrar a Jadon Sancho y el City piensa en otros jugadores ahora mismo (Harry Kane o Jack Grealish).

El delantero del futuro –y ya del presente– parece, por lo tanto, que seguirá vistiendo de amarillo en Dortmund un año más para ser la pieza más codiciada en verano de 2022.

Pasó de querer dejar el Barça a esperar a ver quién era el nuevo presidente. Salió elegido Joan Laporta, buen amigo suyo, y el argentino cumplió su promesa de escucharle. Las negociaciones parecían ir bien encaminadas, con el acuerdo muy cercano, pero la delicadísima situación financiera del club azulgrana lo ha frenado todo.

El Barcelona supera ampliamente el dinero que la Liga le permite gastar en sueldos de la plantilla (a través del Control Económico) y la entidad culé trabaja ahora a contrarreloj para aligerar la masa salarial y poder inscribir tanto a Leo como a los nuevos fichajes (Memphis Depay, Eric García y el Kun Agüero). “Si no hay salidas, es imposible que el Barça inscriba a Messi”, dijo este jueves Javier Tebas.

Messi, que ahora está disputando la Copa América, es un jugador libre desde el pasado 30 de junio. Y si el Barça no puede afrontar su renovación, su salida puede suponer una conmoción en el fútbol mundial. Paris Saint-Germain y Manchester City permanecen muy atentos a su situación.

Su futuro va ligado al de Leo Messi: el Barça no puede permitirse pagarles a ambos. Así las cosas, la entidad culé ya ha puesto en el mercado al galo, que quería seguir de azulgrana pero que no se opondrá a una salida.

El francés no ha terminado de cuajar en la Ciudad Condal, pero su cartel todavía es muy bueno y su calidad está fuera de toda duda. El PSG y la Premier, atentos a la decisión que tome el Barcelona con él.

Parecía tener los dos pies fuera de Turín al finalizar la campaña pasada tras una más que decepcionante temporada de la Juve. El luso, eso sí, sigue a lo suyo, y a sus 36 años sigue marcando goles sin parar.

Sin embargo, encontrarle acomodo a su altísima ficha y encontrar a un club que pague algo por él no es nada sencillo, por lo que ahora mismo parece más cerca de quedarse que de irse. El PSGno le quita ojo, aunque todo dependerá de qué pasa con Mbappé… y con Leo Messi.

El delantero inglés sabe que se le pasa el arroz para ganar títulos y que en el Tottenham lo tiene más que complicado. Kane quiere salir y Pep Guardiola le quiere para el Manchester City, pero Daniel Levy, dueño de los Spurs, pide una cantidad prohibitiva: en torno a 150 millones de euros.

El dueño del Tottenham ya le ha asegurado al técnico Nuno que Hurricane seguirá el año que viene, habrá que ver qué dice el jugador cuando finalice la Eurocopa.

Caso parecido al de Mbappé. Acaba contrato en 2022 y no parece tener intención de renovar. Eso sí, en el Manchester United no ven con malos ojos su traspaso. Descartados los ingleses, el PSG parece el único equipo capaz de afrontar su fichaje.

Una de las nuevas estrellas de la Premier. Según la prensa inglesa, el Manchester City le ha hecho una oferta de más de 110 millones de euros al Aston Villa por el talentoso mediapunta.

Ha sido el primer gran movimiento, el que ha abierto la veda. 85 millones de euros ha pagado el Manchester United por el joven futbolista inglés.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

6 + tres =