Mourinho pide perdón por el incidente del dedo en el ojo de Tito Vilanova diez años después: "Yo fui el que falló"

0
86

17 de agosto de 2011. Real Madrid y FC Barcelona se enfrentan en la vuelta de la Supercopa de España y levantan el título los culés. La tensión de los dos duelos, la rivalidad llevada al límite en esa época y las ganas de provocar del entrenador blanco acabaron con una imagen que ha pasado a los anales de la historia de los Clásicos: José Mourinho metiéndole el dedo en el ojo a Tito Vilanova, segundo técnico por entonces de Pep Guardiola, ante la mirada de Francesc Satorra, que desde ese momento quedó bautizado como ‘The Observer‘.

Diez años después, ya sin Tito Vilanova (falleció en 2014), Mourinho ha expresado su profundo arrepentimiento por aquel suceso, que le marcó para siempre y le granjeó la enemistad eterna del barcelonismo (entre otras cosas). El nuevo entrenador de la Roma lo ha hecho en un libro que trata el fútbol desde un punto de vista tangencial, ya que en realidad es un tratado de comunicación.

‘Manténganse locos y hambrientos’, del escritor portugués Joao Gabriel, cuenta con la participación de varias personalidades, entre las que se encuentra su buen amigo Mourinho. Según recoge ‘Marca’, en sus páginas rememora lo sucedido con Vilanova.

“Yo fui el que falló, no debería haber hecho lo que hice. Claro que no, la imagen negativa se queda para siempre. Tito no tuvo nada que ver con eso. Lo siento por él”, admite Mourinho, aunque justifica en parte su acción en la actitud de los barcelonistas: “El Barcelona era bueno jugando, pero mejor al condicionar al rival y al manipular decisiones y percepciones”.

Joao Gabriel, buen amigo de Mourinho, le describe en el libro como una persona totalmente distinta cuando está fuera de su ambiente laboral. “Fuera del fútbol es afable, sereno, incluso a veces tímido, pero todo cambia cuando llega al estadio o a la sala de prensa”, señala.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

19 − 10 =