Nadal estalla por el estado de la pista en Roma tras una nueva y peligrosa caída en la final

0
45

Rafa Nadal se proclamó nuevamente como campeón del Masters 1.000 de Italia por décima vez tras una apasionante final contra Novak Djokovic en la que se impuso en tres sets, por 7-5, 6-1 y 6-3. El de Manacor, sin embargo, volvió a sufrir por las condiciones de la pista del Foro Itálico, que volvió a ponerle trabas, literalmente, sufriendo una caída y algún tropiezo.

Primero durante el partido, en un heroico punto que terminó ganando Nadal en el que cayó al suelo tras topar con una de las cintas. Lo que parecía un grito de furia por ganar la bola, era en realidad contra el juez de silla por las condiciones de la tierra. “Nos vamos a matar al final“, protestaba el balear visiblemente enfadado.

También en otro lance del encuentro, Rafa acudió al juez para pedirle que arreglaran un agujero que había en el suelo en su lado de la pista.

Después del partido, en la rueda de prensa, volvió a quejarse públicamente por el estado de la superficie haciendo mención al incidente con la cinta. “No quiero crear un problema, pero es peligroso. Estaba molesto porque el otro día estuve cerca de tener una lesión importante“, comenzó recordando.

“Hoy fue lo mismo. La línea era más alta que la arcilla. Entonces estás ahí con alta velocidad, y en el tenis es brutal. Puede pasar cualquier cosa. Tuve suerte de poder lanzar mi raqueta muy rápido para liberar mis manos y evitar un problema. Pero estaba molesto, sí”, sentenció.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

uno × 1 =