Nathan Ake, del Manchester City, marcó su primer gol en Champions minutos antes de que muriera su padre

0
38

El destino quiso que uno de los días que recordará toda su vida como profesional del fútbol también fuera uno de los más dolorosos en lo personal para Nathan Aké. El defensa del Manchester City abrió el marcador de la goleada de la primera jornada de la Champions League de esta temporada, el 6-3 que le endosaron al RB Leipzig. Suyo fue el primer tanto, de cabeza, que además supuso su estreno como goleador en la competición continental.

Cuando lo celebró con sus compañeros y una sonrisa de oreja a oreja no sabía que lejos del Ettihad Stadium su familia pasaba por uno de sus momentos mas duros: su padre se estaba muriendo. Después de muchos meses enfermo, instantes después de ese momento de gloria deportivo, Aké perdió a uno de sus principales apoyos.

Lo ha contado él mismo en instagram, donde ha recibido infinidad de mensajes de apoyo y condolencias.

“Las pasadas semanas han sido las más duras de mi vida, mi padre estaba muy enfermo y no había más tratamiento posible. Yo tuve la suerte de tener mucho apoyo de mi novia, mi familia y amigos. Ayer tuve un momento difícil cuando marqué mi primer gol en la Champions League, y solo unos minutos después él murió tranquilamente junto a mi madre y mi hermano a su lado. Quizá debía ser así, viéndome jugar siempre le hacía sentirse orgulloso y feliz. Sé que siempre estarás conmigo, y siempre estarás en mi corazón. Este gol fue por ti, papá”, ha escrito.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

3 × uno =