Noche de magia futbolística en el El Sadar: así fue el carrusel de golazos de Osasuna y Betis

0
76

Osasuna y Betis ofrecieron un recital de golazos en El Sadar, en un encuentro que terminaron llevándose los visitantes por 1-3. Los rojillos, sin fuelle, no mostraron grandes argumentos a la hora de remontar un partido en el que los protagonistas fueron más que nunca los jugadores. Vaselinas, tacones y disparos con rosca para poner el espectáculo en Navarra.

En el minuto 21, el central verdiblanco Kike Hermoso firmó el primero del encuentro tras un mal despejé de la zaga local en una jugada algo embarullada, sacando así petróleo de la nada. El canterano debutó en la máxima categoría y lo hizo con un tanto que jamás olvidará, fuerte derechazo al palo derecho.

Parecía que los de Pellegrini saldrían victoriosos en la primera parte, pero una fabulosa jugada de Osasuna lo impidió. Roberto Torres y Kike García realizaron una magistral pared en la frontal del área para que el segundo de estos se quedase solo delante de Bravo. El delantero conquense definió al palo largo con un gran disparo con rosca.

Ya en la segunda parte, Juanmi volvió a desequilibrar el marcador con otra maravilla. Una jugada que nace con un balón largo de Guardado desde el campo propio y que encuentra a Iglesias en el pico del área. El delantero, con un gran control orientado con el pecho se deshace de su par y asiste con una gran vaselina para que Juanmi cabecee. Pese al fuera de juego inicialmente señalado, el VAR ratificó el gol dos minutos después.

Ya en el descuento y a la contra, William Carvalho habilitó a Willian José con un pase entre líneas para que desde fuera del área bata a Sergio Herrera con una elegante vaselina.

Un 1-3 que hace que Osasuna todavía no sepa qué es ganar en casa esta temporada y que aprieta un poco más la zona media de la tabla, con ambos equipos solo separados por un puntos.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

diecinueve − 6 =