Ofensiva final por Mbappé: el jugador presiona para irse al Real Madrid pero el PSG se cierra en banda

0
85

El culebrón Mbappé está lejos de acabar. Los tira y afloja se están intensificando conforme se acerca el cierre del mercado de fichajes, pero las posturas no acaban de acercarle a LaLiga, necesitada con urgencia de una gran estrella tras la marcha de Messi y Sergio Ramos al PSG.

El club francés es, precisamente, el gran bache que se ha encontrado Florentino Pérez. El presidente blanco sueña con hacerse con uno de los grandes galácticos, que también ha mostrado su querencia a recalar en el Real Madrid, pero tiene contrato en vigor con el club parisino. Disputar una campaña al lado de Neymar y Messi y formar un tridente que se antoja histórico es una tentación muy grande para un futbolista de la talla del galo, si bien es consciente de que no podrá ser el líder que desea.

Nasser Al-Khelaifi, el dueño del PSG, no está dispuesto a dejar ir a su jugador franquicia sin pelear. ‘Le Parisien‘, medio muy cercano a la directiva del Parque de los Príncipes, afirma que las posiciones están totalmente bloqueadas y que el club galo no está dispuesto a negociar.

“A doce días del final del período de fichajes, ninguna señal de aquí (París) o de Madrid indica una próxima salida. Según nuestra información, Real y PSG no están negociando actualmente su compra o venta”, afirman. Dicho de otra manera: Florentino se ha rendido, al menos para este año.

Los tiempos y el contexto económico juegan a favor del PSG. El Real Madrid no puede pagar lo que piden los galos, que aunque presionen para que Mbappé se quede saben que no depende de él. Prefieren mantenerle un año (con lo que ganarán tiempo para convencerle de que renueve antes de enero) aunque se vaya gratis en 2022.

Pero el jugador no quiere esperar más. ‘La Gazzetta dello Sport‘ pone en boca de Mbappé unas palabras muy claras que le dio a Al-Khelaifi: “Quiero ir al Madrid, no renuevo”.

La relación entre el futbolista y el presidente (colocado por Catar para que sea la imagen visible del régimen) es cada vez más tirante, hasta el punto de que el citado periódico italiano titula “Terremoto Mbappé” de manera muy elocuente. La posibilidad de que el delantero se declare en rebeldía puede ser la última carta a jugar, pero los tiempos juegan en su contra. El Real Madrid apenas tiene margen de tiempo, aunque el ‘fair play’ financiero sí que lo puede cumplir (por los pelos).

En los próximos días tendrá que presentar una oferta ‘in extremis’ que cierre definitivamente este capítulo… o bien esperar un año y ahorrarse los más de 100 millones que le puede costar la operación. ¿Tendrá paciencia?

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

2 × 3 =