Pedro Sánchez usa el problema de los antivacunas en la NBA para responder por la detención de Puigdemont

0
69

El problema de los antivacunas se ha convertido en una cuestión de máxima urgencia en Estados Unidos. Cada legislación estatal es diferente, y mientras que en algunos es obligatorio (caso de California) en otros no es un requerimiento obligatorio para realizar actividades en interior con público, como los partidos.

A poco menos de un mes para que arranque la NBA es un serio problema. La inmensa mayoría de los jugadores han decidido vacunarse, incluido un LeBron James que admite que al principio era un poco escéptico. “Era lo mejor para mi y para mi familia”, argumentó en el ‘Media Day’ de los Lakers.

La misma idea repitió Giannis Antetokounmpo, o Ja Morant, que se decidió a vacunarse por el bien de su hija recién nacida, ya que no podía arriesgarse “a llevar la Covid a casa” después de uno de sus muchos viajes. Damian Lillard, Desmond Bane, Karl-Anthony Towns o CJ McCollum también siguieron este ejemplo. Actualmente, el 90% de los jugadores de la NBA están vacunados.

El problema es que hay otros tantos que no, y el caso de Kyrie Irving es notable. La estrella de Brooklyn Nets lidera la teoría que une la vacunación a los negros con una conspiración de una red satánica, por lo que ha decidido no inmunizarse. Tampoco Andrew Wiggins, cuya negativa “por motivos religiosos” le impedirá jugar en los partidos de casa de Golden State Warriors.

Esta polémica ha dado la vuelta al mundo y ha llegado hasta el Congreso de los Diputados de la manera inesperada. El presidente Pedro Sánchez ha usado el caso de Irving para replicar a una diputada de Junts Per Catalunya que le reprendió por la detención de Carles Puigdemont.

“Yo soy un aficionado al baloncesto desde hace muchísimos años. Yo sigo la liga de baloncesto estadounidense, la NBA. Ahora mismo hay un problema en la NBA: hay una serie de jugadores que se han manifestado contrarios a vacunarse. Y hay precisamente una estrella de la NBA que dice que no se quiere vacunar porque hay una conspiración detrás de ella para vacunar a los negros y conectarlos con un ordenador que tiene un plan satánico. Esto es verídico, esto es textual, señoría.

¿A dónde quiero llegar? Pues que, honestamente, señoría, y se lo digo con todos los respetos y todo el cariño, ni usted misma se cree lo que está diciendo hoy aquí en las Cortes Generales“.

El resto de diputados se miraba sorprendido mientras Sánchez usaba esta inesperada referencia al deporte para hablar de algo que no tiene absolutamente nada que ver con Puigdemont.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

diecinueve − cuatro =