Qué es mano en el fútbol y por qué no siempre es falta, como ocurrió en el derbi entre Atlético y Real Madrid

0
163

Desde su invención, y así lo estipula incluso su origen etimológico, el fútbol es un deporte que se juega fundamentalmente con los pies pero también con otras partes del cuerpo excepto brazos y manos, excepto para el portero. Esa norma básica se ha ido complicando hasta tal punto que, a día de hoy, no siempre tocar con la mano el balón es sinónimo de infracción.

El amplio concepto de la voluntariedad ha evolucionado al de la ‘naturalidad’ o ‘antinaturalidad’ de la mano, lo que provoca que una misma acción pueda ser pitada como falta y a la vez no serlo y en ambos casos ser correcto en función del criterio del árbitro. Si este elemento ya introduce un factor de subjetividad imposible de medir de una manera clara, el añadido del VAR (que no es más que una serie de repeticiones vistas una y otra vez por otro árbitro) no siempre supone un consenso más justo en la decisión.

Es lo que ocurrió en el derbi entre Real Madrid y Atlético, en la ya famosa mano de Felipe en un córner que evitó que Casemiro rematase. El balón tocó en la mano elevada del defensor rojiblanco y ese contacto privó al madridista de una posibilidad de disparar. Hasta aquí lo objetivo.

Lo subjetivo fue que Alejandro Hernández Hernández no pitase falta, ni en primera instancia ni después avisado por su colega José Luis González González desde la sala del VAR. Incluso viendo la repetición se ratificó en su idea de que esa mano no era falta.

Aunque el Comité Técnico de Árbitros tendrá que debatirlo mucho, hay unas líneas básicas por las cuales se rigen los árbitros para considerar que una mano es punible o no. Para ello debe determinar si el brazo está en posición antinatural, en función de los criterios que establece la propia RFEF:

Estos mismos argumentos sirvieron a Hernández Hernández para considerar que no fue mano y a González González para intentar rectificarle desde el VAR que sí. La disparidad de criterio hace que, además, convierta esta jugada en una acción dudosa, con lo que ‘de facto’ invalida al videoarbitraje, ya que este sólo puede entrar en errores flagrantes. Las explicaciones de Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, tampoco ayudaron mucho:

Lejos de aclarar, la herramienta del VAR se ha convertido en un ingrediente más para el debate y la polémica, muchas veces con el añadido de que los tiempos de espera hasta tomar una decisión provocan parones a veces de varios minutos, como fue este caso.

Aunque las dudas no van a acabarse, la FIFA está intentando que este tipo de acciones se clarifiquen a partir de ahora. La International Football Association Board (IFAB), el organismo que establece el reglamento, va a introducir una nueva reglamentación con la que pretende aclarar qué es mano y qué no, pero de igual manera que en otras suertes del fútbol, no habrá un criterio decisivo o unitario. Ni lo había hace 200 años, cuando arrancó este deporte tal y como se conoce, ni tiene visos de haberlo en un futuro próximo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

tres × 1 =