Rusia reincide con el dopaje pese al veto en Tokio: el triatleta Igor Polyanskiy, positivo en EPO

0
62

El triatleta ruso Igor Polyanskiy, que compitió en los Juegos Olímpicos de Tokio, ha dado positivo por eritropoyetina (EPO), según informó la Unión Internacional de Triatlón (ITU). La federación adelantó que Polyanskiy será suspendido, y que se abrirá una investigación que implicará tanto al atleta como a sus entrenadores por el consumo de una sustancia que incrementa la llegada de oxígeno a los músculos.

La prueba positiva fue realizada el pasado 21 de julio en la ciudad rusa de Vladivostok, donde se había concentrado parte del equipo olímpico ruso antes de viajar a la capital japonesa. La ITU recibió la información sobre el positivo del triatleta ruso el 5 agosto, de manos de un laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Polyanskiy, que quedó en el puesto número 43 en la prueba de triatlón en Tokio, podrá demandar una prueba B y apelar su suspensión provisional ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, según la ITU. Eran los cuartos Juegos para el triatleta ruso, que ha dejado en muy mal lugar a la delegación rusa, que compitió sin bandera ni himno debido a la suspensión de dos años de la AMA por el programa de dopaje de Estado.

Por ese motivo, el ministro de Deportes, Oleg Matitsin, aseguró nada más conocerse la noticia y después de contactar con la federación rusa que el atleta y su hermano Dmitri quedan automáticamente suspendidos. “La situación es más que alarmante. Adoptaremos las medidas más severas si se confirma”, dijo. Al mismo tiempo, Matitsin se mostró “convencido” de que este es un caso “aislado” y expresó su confianza de que no deteriore la imagen de Rusia y su lucha contra el dopaje.

A su vuelta de Tokio, la delegación rusa aseguró que ninguno de sus atletas dio positivo y denunció el trato “parcial” recibido por sus deportistas en algunas disciplinas, como la gimnasia. El ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró el lunes durante una ceremonia en la Plaza Roja que los atletas rusos “brillaron pese a las obvias muestras de parcialidad“.

“No hubo tantos, pero fueron absolutamente evidentes. Hablamos de deportistas limpios y todos los miembros del equipo ruso en estos Juegos fueron limpios. Pero también necesitamos jueces limpios“, añadió. Debido al dopaje de Estado, la AMA castigó al deporte ruso con cuatro años de suspensión, aunque el TAS redujo la pena a dos años.

El equipo ruso logró 20 oros, 28 platas y 23 bronces (71 medallas), un resultado mejor de lo esperado -Rusia sumó 56 en Río hace cuatro años-, aunque no en el puesto ocupado en el medallero. El Comité Olímpico Ruso (COR) aspiraba a ocupar el tercer lugar, pero tuvo que conformarse con el quinto al verse superado, además de por EEUU y China, por Japón, que logró 27 oros y 58 metales, y el Reino Unido, con 22 oros y 65 preseas.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

14 − 3 =