Saúl Craviotto y la selección de piragüismo sufren un accidente de coche por el viento de la borrasca Karim

0
108

La selección española de piragüismo, y en concreto los miembros del K4, han sufrido un serio susto por culpa del viento que lleva la borrasca Karim que azota en estos días el norte de España. Los palistas Saúl Craviotto, Rodrigo Germade, Carlos Arévalo y Juan Oriyés han tenido un accidente de coche cuando afrontaban la autopista del Huerna.

El suceso se produjo a media tarde del viernes en el kilómetro 65 de la AP-66 cuando volvían a Asturias desde la concentración de Sevilla. Según ha informado la propia Federación Española de Piragüismo, la furgoneta donde iban volcó por el viento e hizo que se soltara el remolque en el que iban las embarcaciones, entre ellas la piragua de K4 que iban a usar en los próximos Juegos Olímpicos y que han quedado destrozadas. Gracias a que se soltó la bola del remolque, el accidente fue menor de lo que podría haber sido.

El conductor era Miguel García, técnico de la RFEP, cuyas manos al volante evitaron que el incidente fuera mucho mayor. El entrenador explica que sintió la brusquedad de un “volantazo”, que fue cuando se soltó el remolque, que ha quedado empotrado en la mediana.

“El susto ha sido tremendo pero felizmente no hemos sufrido lesiones, ni tampoco se han visto involucrados otros vehículos que en ese momento circulaban por la autopista”, ha explicado. El efecto ‘vela’ debido al viento fue lo que causó el accidente.

Todos han salido ilesos, pese al susto, aunque ahora afrontan un nuevo contratiempo: van a tener que construir una nueva embarcación para competir en los Juegos de Tokio el próximo verano. En el vehículo siniestrado llevaban 11 piraguas de K1, con una longitud de 5,20 metros cada una, y 2 de K4, con 11 metros de largo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

doce − 9 =