Saúl Craviotto y Marcus Walz lideran el K4 500 español a semifinales de Tokio 2020 y se retan con Alemania

0
68

Después de la decepcionante primera jornada del piragüismo en aguas tranquilas para Saúl Craviotto, el abanderado español se resarció en las rondas clasificatorias del K4 500, la gran apuesta del equipo (no sin polémica) para estos Juegos Olímpicos.

El catalán junto a Marcus Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade demostraron por qué están entre los favoritos, con permiso de la embarcación alemana, y se clasificaron de manera directa para las semifinales tras imponerse en su serie con solvencia sobrada. El tiempo, 1:21.658, fue la mejor marca olímpica en esta distancia que se estrena bajo este formato.

Sus grandes rivales apuntan a ser, como estaba previsto, los palistas de la embarcación alemana, con algunos viejos conocidos. Max Rendschmidt, Ronald Rauhe, Tom Liebscher y Max Lemke fueron los otros grandes dominadores de su serie, pero el cuarteto español logró bajar más de dos décimas su tiempo. Toda una declaración de intenciones para las semifinales del sábado.

Tras este resultado ninguno de los cuatro palistas españoles se atreven a firmar nada que no sea como poco un oro.

Antes que ellos compitieron los representantes españoles en el C1 1000, Cayetano García y Pablo Martínez. Ambos no forzaron demasiado en sus respectivas series y se jugaron el pase a semifinales previo paso por los cuartos, tras acabar cuarto y quinto respectivamente.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cinco × 3 =