Sergio Ramos y su caída a los infiernos: el Real Madrid no le renueva, se queda sin la Eurocopa y ahora sin los Juegos

0
66

Todo iba sobre ruedas para Sergio Ramos cuando campaña 2019/20 comenzó. Al menos, en lo personal. El Real Madrid venía de un año en blanco, pero la figura de su capitán no solo no era discutida, sino que era considerada imprescindible, su rendimiento sobre el campo hablaba por sí mismo. En la selección, idéntico caso. Era ya el veterano, el único que quedaba que había logrado el triplete Eurocopa-Mundial-Eurocopa. El capitán y el líder indiscutible.

Pese a contar con 33 años entonces, se veía en su mejor momento físicamente y, aparte de los retos con su club, Ramos tenía un plan: jugar la Eurocopa primero y los Juegos Olímpicos después en el verano de 2020.

En octubre de 2019, el entorno del jugador confirmó los deseos del sevillano de acudir a Tokio con el equipo español, formado por jugadores sub-23 pero con una excepción: cada selección podía llamar a tres jugadores sin limitación de edad.

Los deseos de Sergio Ramos ya habían llegado a la selección, que se mostraba encantada con la predisposición del capitán de la Roja de liderar también al equipo olímpico. El 30 de octubre, el seleccionador olímpico y de la sub-21, Luis de la Fuente, desveló en una entrevista con 20 minutos su predisposición de llamar al camero para los Juegos. “Sergio Ramos es de los mejores del mundo, si quiere venir a los Juegos no le diría que no nunca”, aseguró el técnico.

Y entonces, llegó el coronavirus, que alteró radicalmente el calendario deportivo. La Eurocopa y los Juegos Olímpicos fueron suspendidos y trasladados a un año más tarde, en el verano de 2021, siempre pendientes de la evolución de la pandemia.

En este año y medio, la vida -deportiva- le ha cambiado a Sergio Ramos. Tras el confinamiento, demostró estar en un gran momento de forma a sus 34 años, siendo decisivo en la Liga que ganó el Real Madrid. Pero en la siguiente campaña, la recién finalizada, las lesiones le han impedido competir en este 2021, en el que solamente ha jugado seis partidos -tres con el Real Madrid, tres con la selección española­-.

Las negociaciones sobre la renovación del camero con el Real Madrid también han marcado su campaña. El jugador acababa contrato el 30 de junio de 2021 y las posturas no podían estar más alejadas. Ramos rechazó la oferta de un año del club blanco y, cuando finalmente decidió aceptarla, el pasado mes de mayo, la entidad merengue le comunicó que ésta había caducado. El sevillano estaba sin equipo para la siguiente temporada.

Un poco antes, había recibido otro durísimo palo: Luis Enrique le dejaba fuera de la Eurocopa. El seleccionador consideraba, o así al menos lo explicó, que el defensa no estaba en forma y que apenas había jugado en 2021. Así, prefirió llevar al nacionalizado Laporte y a futbolistas suplentes en sus equipos como Eric García. Además, el asturiano dejó dos plazas libres (llamó a 24 jugadores cuando se podía hasta 26), prefirió no llevar a nadie antes que convocar al capitán de la selección. La decisión pareció ser no solamente deportiva.

El último golpe que ha recibido Ramos es su exclusión de los Juegos Olímpicos. Prácticamente nadie esperaba su presencia, probablemente ni siquiera él mismo, pero no es más que la constatación del cambio radical que ha dado la carrera de Sergio Ramos, en caída libre. Ahora le toca, a sus 35 años, llegar a un acuerdo con algún equipo y tratar de demostrar que sigue siendo uno de los mejores defensas del mundo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

18 − 15 =