Simone Biles y otro salto para la historia: primera mujer en ejecutar un Yurchenko con doble mortal carpado

0
88

Simone Biles no se cansa de escribir su nombre en la historia de la gimnasia. A sus 19 medallas de oro en Mundiales suma otras cuatro de los Juegos Olímpicos de Río a sus escasos 23 años, que le colocan como la más laureada de la historia en este deporte, tanto en categoría femenina como masculina.

Este récord que ostenta con sus 25 medallas mundiales en total, Biles quiere acompañarlo con saltos que ninguna mujer ha logrado hacer nunca. Si ya lo hizo en 2019 siendo la primera en ejecutar un triple-doble, ahora ha querido repetir con otro salto en sus entrenamientos para los Juegos de Tokio.

Así lo desvela el reportaje que le está dedicando la cadena americana CBS en su programa ’60 minutes’. En este caso, en el salto de potro, donde se ha convertido en la primera mujer en hacer un Yurchenko con doble mortal hacia atrás carpado, que hizo por primera vez el chino Yang Wei en los Juegos de Sidney en el 2000, que le valió para llevarse el oro.

Pese a que han pasado 20 años desde entonces y a que es uno de los saltos más difíciles de ejecutar en las pruebas masculinas, esta podría no tener tanta remuneración en las femeninas, debido a su peligro. Algo así ya ocurrió en 2019, cuando la Federación Internacional de Gimnasia consideró la salida de la barra de equilibrios de Biles como ‘demasiado arriesgada’.

De ese modo, y para evitar que otras gimnastas siguieran su ejemplo, decidieron no otorgar un gran bonus por este tipo de ejercicios que tienen un gran riesgo, buscando disuadir a las participantes. De hecho, hasta su propio entrenador, Laurent Landi, advierte del peligro de esta técnica en el vídeo. “Es muy, muy complicado. El mayor temor es que se puede uno dañar los tobillos… Es muy peligroso“, explica el francés.

Tanto la altura que tienen que alcanzar para poder realizar el doble giro con el cuerpo en un ángulo de 90 grados como el control y la exactitud necesarios para no caer de espaldas o en una postura peligrosa para los tobillos, hacen que la FIG pueda devaluar también este ejercicio de cara a Tokio.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

15 − 9 =