Soldado monta en cólera al ser expulsado y da una patada al monitor del VAR, pero niega haber insultado al cuarto árbitro

0
46

La expulsión de Roberto Soldado en el Granada-Cádiz podría haber pasado relativamente desapercibida de no haber sido por la actitud del jugador según ponía rumbo al túnel de vestuarios ya en el descuento del partido y con el equipo buscando el empate a la desesperada.

El delantero protestó un penalti de forma airada y desproporcionada a los ojos de un colegiado que le castigó con dos tarjetas amarilla de forma casi consecutiva. Díaz de Mera no tuvo miramientos con Soldado y le expulsó por su actitud a la hora de reclamar la pena máxima, lo que hizo que el jugador perdiese por completo los papeles según abandonaba el terreno de juego.

Díaz de Mera escribió en el acta del partido que Soldado “una vez expulsado, cuando se retiraba del terreno de juego se dirigió hacia mi asistente número 1 en los siguientes términos: ‘Sois unos mierdas'”. Además el delantero propinó “fuera del terreno de juego cuando se dirigía a los vestuarios una patada al monitor de revisión del VAR”.

Una situación que podría conllevar una sanción de hasta cuatro partidos a Soldado. Las dos tarjetas amarillas del jugador son justificadas por el árbitro del partido diciendo que la primera se debe a “hacer observaciones de orden técnico a mis decisiones”, mientras que la segunda fue por “retirarme uno de mis brazos mientras le estaba amonestando, en señal de disconformidad”.

Sin embargo el propio jugador niega que insultase al cuarto árbitro. “Es mentira”, publicó en sus redes sociales junto a una captura del acta arbitral que recogía sus supuestas palabras al asistente.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

18 + diecinueve =