Terremoto en la industria del deporte: Adidas vende Reebok para salvarse de la quiebra

0
173

La guerra por dominar el mercado de la ropa deportiva tiene numerosos bandos, pero sobre todo tres grandes: Nike, Puma y Adidas. Bien sea por deportistas, bien por equipos o competiciones completas, los tres gigantes han ido absorbiendo a otras marcas míticas, algunas hasta hacerlas desaparecer y otras manteniéndolas para un nicho específico de público o productos.

Es lo que hizo Adidas con Reebok en 2005. La marca alemana se hizo con las riendas de la estadounidense, lo que provocó un trasvase de muchos deportistas a la primera (especialmente en la NBA, no sin polémica), pero la estrategia no ha dado los frutos esperados. Tanto es así que el próximo mes de marzo se completará uno de los grandes movimientos de la industria de los últimos años: Adidas va a vender Reebok.

Kasper Rorsted, consejero delegado de Adidas, ya anunció a finales de 2020 que van a emprender una reestructuración en el proyecto empresarial para los próximos cinco años. El objetivo es salvar las cuenta de la empresa, muy tocadas frente al crecimiento de Nike, su gran rival, y la irrupción como rival fuerte de otras marcas como Under Armour. En este sentido, considera que Reebok es una rémora que está lastrando su cuenta de resultados.

Reebok fue objeto de análisis para nuevas “alternativas estratégicas”, explicó Rorsted, y todo apunta a que en el próximo consejo que se celebrará en marzo anunciará la venta de la marca, cuyo nombre proviene del afrikaans rhebok, un tipo de antílope. Los beneficios de Adidas han ido menguando notablemente en los últimos años, amén de ir cediendo contratos millonarios en favor de otros, lo que ha sido clave para tomar esta radical decisión.

En 2020, Reebok ya sufrió un serio varapalo con la pérdida de uno de los pocos contratos en exclusiva que les quedaba, el del pujante mercado de la UFC. Aunque todavía siguen vistiendo a los luchadores del promotor más importante de las artes marciales mixtas, el próximo contrato lo tendrá la semidesconocida ‘Venom’, una marca dedicada al 100% a los deportes de contacto. Posteriormente también rompieron con Crossfit, si bien esto se debió a una polémica racista de su CEO.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

13 + dieciseis =