Tres alpinistas siguen desaparecidos en el K2 tres días después de la muerte de otro

0
81

El K2, la segunda montaña más alta de la Tierra, se está convirtiendo en un enemigo feroz para los alpinistas en unos meses en el que ha conquistado su primera ascensión invernal.

Tras las muertes de Sergi Mingote y Atanas Georgiev Skatov, las autoridades se temen que haya que sumar otras tres víctimas más a esa trágica lista. Se trata del islandés John Snorri, el pakistaní Ali Sadpara y el chileno Juan Pablo Mohr, desaparecidos desde el pasado viernes cuando, precisamente, murió por una caída el búlgaro.

Los tres alpinistas dejaron de emitir señales por GPS horas después del suceso que se llevó la vida de Skatov, en una zona cercana a los 8.200 metros de altitud. Los servicios de emergencia activaron inmediatamente el protocolo de salvamento, con el envío de un helicóptero militar de las Fuerzas de Pakistán al último punto de control por el que habían pasado, pero no pudieron subir hasta más allá de los 7.800 metros debido a las inclemencias meteorológicas. Hasta el momento, no han encontrado ningún indicio de los montañeros.

El caso de Mohr es, además, especialmente doloroso para sus allegados. Gran amigo de Sergi Mingote, iba en la misma expedición en la que el español perdió la vida. Su objetivo era honrarle con el ascenso al K2 que no pudo completar, y que temen que a él también le haya costado la vida.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

nueve + 3 =